Por Antonio Hernández

Realizar la ruta al Cerro del Quemado –sitio de ceremonias donde peregrina el Pueblo Huichol- en el ejido Catorce, de San Luis Potosí, comprende adentrarse en un espacio natural cuyas características solo pueden hallarse en ecosistemas de zonas áridas. Hacerlo durante el invierno, con los cambios de color en la vegetación inherentes a esta temporada, hace infinitamente disfrutable el recorrido. Observar las suaves laderas montañosas en tonos ocres, combinadas con los suelos rojizos de la zona, es una maravilla de paisaje, imposible de olvidar.

La zona donde se encuentra el sitio de ceremonias Cerro del Quemado forma parte de un Área Natural Protegida (ANP), decretada por el gobierno de San Luis Potosí. Como corresponde a un proceso para la declaratoria de un espacio natural protegido, cuenta con la publicación de un Programa de Manejo, en el cual se tienen diagnósticos ambientales y componentes con acciones para la conservación de ecosistemas y atención a la problemática vigente en la zona. Este documento ha sido criticado con observaciones vinculadas a las iniciativas de aprovechamientos mineros en esos territorios. A pesar de tales señalamientos, también cuenta con información valiosa, la cual, en una óptica de conservación de ecosistemas, puede ser un punto de partida relevante para la implementación de acciones de manejo.

Ante la relevancia que este sitio posee para el pueblo huichol, y lo notable de sus ecosistemas áridos, la atención a la problemática ambiental es prioritaria. Retomando la existencia de su programa de manejo, ante las valoraciones de campo, es evidente que las medidas de manejo desarrolladas para la atención de impactos ambientales son insuficientes.

Como una parte de los territorios con propiedad comunal de la tierra, los problemas de erosión son de tomar en cuenta. En el caso del ejido Catorce, tienen como origen de fondo el cambio de uso de suelo asociado con ganadería y agricultura. Ante la ocurrencia de lluvias, y con la diversa red hidrográfica del territorio, es común observar el arrastre del suelo, que deriva en el azolve de espacios aguas abajo.

La introducción de especies exóticas invasoras se da también en áreas de la ruta al sitio de ceremonias “Cerro del Quemado”. La que presenta un comportamiento que puede ser considerado invasor son de la especie Schinus molle. Estos árboles, conocidos de manera vernácula como “Pirul”, se han establecido en zonas de arroyos y cañadas, desplazando a vegetación nativa de matorral rosetófilo. Es común poder observar la presencia de individuos adultos de Pirul, dominantes en los cauces.

Otro componente es el asociado a la gestión del agua para consumo de la población en Real de Catorce. La extracción que se realiza en fuentes ubicadas en las montañas de la ruta al Quemado, debe contemplar un manejo adecuado de las aguas residuales que se generan esa localidad. Numerosas descargas son vertidas a un arroyo intermitente ubicado al sur del poblado de Catorce. Justo en la zona donde se encuentra la infraestructura para la extracción de agua potable para la comunidad. La eventual contaminación del líquido por las emisiones al aire libre requiere evaluaciones, con el fin de establecer si la calidad de la misma ha sido impactada.

Para buscar la permanencia de ecosistemas relevantes en las ANP, y con ello los servicios ambientales que favorecen la calidad de vida a la población, se requiere atender en tiempos breves los impactos adversos que afectan a sus elementos naturales. En el caso del Sitio Sagrado Natural y la Ruta Histórico-Cultural del Pueblo Huichol, se conjugan dos componentes. El ambiental, relevante por sí solo, que confiere mayor pertinencia a los aspectos sagrados de la misma. Los aspectos referidos, visibles solamente ante valoraciones precisas, deben ser considerados como parte prioritaria para la conservación de los valores naturales y culturales existentes en los espacios de la ruta al Sitio de Ofrendas Cerro del Quemado.

Una expedición de ida y vuelta al sitio donde nació el Sol

Mapa: Ruta al sitio de ofrendas Cerro del Quemado.

Comments

comments