Por Kyzza Terrazas

Desde que desperté en la madrugada fue muy claro. Algo se había trastocado entre el sudor y el silbido asmático. Las arañas que suelen andar por las paredes de mi casa se veían más rápidas, incluso amenazantes. Iluminadas por el foco pelón que corona el cuarto, las patas de las arañas —¡ah, las cosquillas en el paladar!— parecían más sólidas y sus telas más resistentes. En efecto, la claridad de la angustia de las cuatro de la mañana provocaba que observara la realidad de mi realidad sin florituras: una masa contradictoria empeñada sin éxito en no ser mala, en ser cosa buena, respirando con trabajos este aire con olor a resistol y con sabor a mariguana. De pronto pensé en mi verga: un órgano hostil en busca de negruras, un bastón de carne que me aleja del piso frío de cemento, un palo con el que escarbo una raya entre esto —¡esto!— y los gobiernos. Así: no creo que haya nada más que arañas y deseos vanos. Prefiero pensar que la bondad está en todo lo que no sea esta cosa mala que es masa de tortilla corporativa —tortilla de marca— hecha bajo las órdenes de señores perfumados a quienes el mundo pertenece. Pero lo cierto es que dije que algo se había trastocado y fue verdad: ahora todo se sentía coherente, con dirección límpida. A pesar del asma y las contradicciones —del olor a semen y cerveza—, yo o a lo que yo llamo yo había madurado. ¡Oh claridad! ¡Al fin la paz de lo unívoco! No me suicidaría, pero ¡sí me asesinaría a mí mismo! Era evidente: había que emprender el camino de la pausa y con una fuerza tan tranquila como la tibieza de unas piernas de mujer triste. Dejar atrás el pegamento que mantiene las neuronas luchando contra sí, rasgándose las caras en la distopía de mi cerebro, y abrazar la pulcritud de la vida adulta. En el pasado quedarían los acordes desafinados junto con la sangre loca y fecunda. Era imperativo, pues, claudicar hacia la muerte. Cerrar los ojos. Poco a poco hasta que solo quedara la sonrisa intermitente, un beat —pum pum pá— y la bondad de los sonidos mezclados.

Comments

comments