Conversación con el fotoperiodista y músico Víctor Hugo Valdivia, en el programa Los Perros Románticos, transmitido los miércoles a las 7 pm en Radio UDEM (90.5 FM de Monterrey)

Por Diego Enrique Osorno y Karem Nerio

Diego Enrique Osorno: Hola ¿qué tal?, estamos en una emisión más de los Perros Románticos en el 90.5 FM en Radio UDEM. Me acompaña Karem Nerio, ¿cómo estás, Karem?

Karem Nerio: Buenas tardes, Diego y buenas tardes a todo nuestro auditorio. Hoy tenemos un invitado diferente, bien particular.

DEO: Así es, el día de hoy, nos acompaña un gran fotoperiodista regiomotano, regiomontano por adopción porque él es negropietense, Víctor Hugo Valdivia, quien ha trabajo para diversas publicaciones nacionales principalmente Proceso, la revista MX, Gatopardo, entre muchos otros, revistas, diarias, periódicos deportivos. Gracias Valdivia por estar con nosotros aquí en los Perros Románticos.

Víctor Hugo Valdivia: Al contrario muchas gracias por la invitación, Diego, Karem.

DEO: La idea aquí Valdivia, te voy a decir Valdivia porque así te conozco desde hace mucho tiempo, no como Víctor, Víctor Hugo. sino como Valdivia, por tu apellido, creo que así te conocen también en el mundo periodístico de Nuevo León. La idea aquí en los Perros Románticos es hablar acerca del periodismo, de cómo se enferma uno de periodismo, cómo se va uno contaminando por ese oficio y va tratando de llevar su vida en correspondencia con ese contagio. En el caso tuyo, sabemos haces también música pero nos gustaría que nos hablaras de la manera en que llegaste al fotoperiodismo, ¿cómo te empezaste a involucrar, cuáles fueron tus primeros trabajos? y que nos vayas llevando a lo largo de la siguiente hora, a lo largo de tu vida y tus historias de trabajo.

VHV: Muy bien Diego, estoy de acuerdo.

DEO: ¿Cómo empezaste?

VHV: Yo empecé en el 2007, un amigo que tenemos en común Raymundo Peréz Arrellano, vivíamos juntos en ese entonces, y él ya hacía periodismo desde hace varios años entonces él tenía una cámara fotográfica digital y ya habíamos egresado de la Universidad, yo me dedicaba sólo a la música, y él como buen amigo me preguntaba «¿Qué otra actividad iba arealizar?» y me ofreció su cámara fotográfica y yo salía a fotografiar paisajes, vida cotidiana, etcétera. Y a los dos o tres meses empezó el Forum Universal de las Culturas, y ahí a través de un ex compañero y amigo Christian López, él mi invitó a cubrir algunos eventos.

DEO: ¿Christian López es fotógrafo? VHV: Es fotógrafo, sí.

DEO: ¿De AP? VHV: Christian ha estado en ABC, Cuartoscuro, y Milenio. DEO: Entonces tú primera cobertura profesional, es el Forum de las Cultras, en el 2007.

VHV: Exacto. Algunos eventos culturales. Y bueno antes de empezar a fotografiar, me llamó mucho la atención… bueno te acompañé a ti a Chiapas, a la zona zapatista y el ver a ahí el trabajo de los fotógrafos, de los videógrafos y me llamaba la atención la actividad que ellos realizaban, la dinámica, que era obviamente fotografiar, posteriormente seleccionar fotografías, ver la manera de enviar pues, ahí en las montañas no es tan sencillo. Eso me llamó la atención. Eso es previo.

DEO: ¿Ah si? ¿y recuerdas alguna imagen? Eduardo Verdugo, Daniel Aguiar, ¿qué fotógrafos viste?

VHV: No recuerdo exactamente, pero sí lo que recuerdo pues eran fotógrafos que se veían que eran fotógrafos de agencia, que tenían que mandar de inmediato. Algunos, casi todos seleccionaban y tenían que ir al poblado cercano a enviar sus fotografías.

DEO: ¿Y tú hiciste fotos también? VHV: Yo hice nada más con una cámara compacta.

DEO: ¿Y qué retrataste, zapatista, a Marcos? VHV: A Marcos y a zapatistas. Era la Sexta Declaración…. DEO: La reunión preparatoria ¿no? VHV: Exacto. De la Otra Campaña.

DEO: Y bueno, tú dices entonces que el fotoperiodismo lo encontraste hace relativamente poco, hace siete, ocho años, pero ¿cuál es la sensación a la hora de estar abordando una situación, un acontecimiento, tú con tu cámara fotográfica cuando comenzaste a desarrollar más ese instinto.

VHV: Claro en un principio es confusión realmente, porque ahí situaciones que debes comprender, entender, eso se lleva tiempo, en mi caso así ha sido. Aprender situaciones que quiénes son los involucrados, qué es lo importante de fotografiar, hacia dónde mirar, y luego cómo aplicar la técnica fotográfica y resaltar ciertos aspectos. La sensación que yo tengo es primero de observación, observar, observar y depende del acontecimiento, puede ser adrenalina, puede ser una sensación también de no entender bien o a veces digo… sabemos profesionalmente no debemos involucrarnos, pues también a veces es complicado separar los sentimientos lo que uno piensa, o la ideología cuando cubres situaciones como familiares de personas desaparecidas que se plantan frente a la Procuraduría General de Justicia del Estado para exigir justamente pues exigir que busquen o que se encuentren con vida sus familiares. O cubrir una masacre como el Casino Royale, entonces son situaciones que a uno, no puedes seprar lo que sientes con la parte profesional; lo haces pero siempre queda ahí.

DEO: Claro te vuelves empático. La foto es empática con quienes son víctimas. ¿Nos podrías describir una foto de tu cobertura del Casino Royale? para que los radioescuchas se imaginen un poco cómo miraste este acontecimiento.

VHV: Como todos sabemos fue una situación terrible, fallecieron muchísimas personas. En un principio estábamos ahí, no sabíamos el impacto, la magnitud del evento, conforme pasan los minutos se empezaron a dar unas cifras de muertos, no sé cinco, diez, once, doce, veinte, va subiendo la cifra. Entonces, la fotografía no es sólo las personas que ahí murieron pero las personas que se quedan ¿no? los famliares que no saben si están muertos sus seres queridos, si viven o están asfixiados. Algunas fotografías que ahí tomé son precisamente de los familiares, la incertidumbre, la tristeza, la agonía, retraté el llanto.

DEO: Esperando noticias. No era el horror, sino lo que reflejaba eso en los rostros de las personas que estaban ahí. Recuerdo un poco lo que hizo Werner Herzog con su documental de Grizzly Man, no sé si lo ubican este documental de un tipo que es experto en osos y tiene una cámara de video y entonces él está durante pues asi dos años filmando su relación con un oso Grizzly que es su amiga, está grabando durante todos los días, con la cámara, y con nuevo casste, etcétera. Hasta que un día el oso lo mata, el oso con el que ha convivido todo este tiempo y eso es un film, está filmando. Entonces Werner Herzog, este documentalista alemán, la familia del experto en oso le da todo el material que grabó este hombre para que haga, edite un documental. Y cuando tú sabes la historia estás esperando el momento en que el oso se va comer al tipo, sin embargo en el documtal, cuando llegas a esa situación, después que hay toda una narración de cómo empiezan a convivir, lo conoce, etc. lo que vemos es que Herzog invita a un grupo de personas a que vean la proyección de

ese video y él está grabando con una cámara las reacciones de las personas. Y es una manera de que el expectador, nosotros que estamos viendo el documental, o nosotros que estamos viendo tu foto del Casino Royale, entendamos la dimensión humana de un catastrofe como esta, de una masacre como esta.

VHV: Exactamente, sí recuerdo lo que habíamos platicando acerca el documental. Es lo que retratábamos también, las reacciones bien dices. Tengo fotografías de los bomberos que también están cansadísimos, están sus rostros manchados de ceniza, están entre nubes de humo, casi no se ven los bomberos, son también es parte de los que se quedan por decirlo de alguna manera.

DEO: Esa parece casi una posición ética, porque tú sabes que hay composición fotográficas. Hay fotógrafos que llevan prendas de ropa a los catástrofes , una flora, o una moñeca y retratan como en primer plano algún objeto de estos y después el Casino, o un lugar devastado. ¿Eso lo haz visto, en tu experiencia como fotógrafo?

VHV: Sí, lo he visto. En el caso de una persona que asesinó en un cine, una proyección de cine en Estados Unidos que era …. no recuerdo si era Batman, se levanta y asesina a varias personas entonces una de las fotografías, es un fotógrafo de AP, eran unas palomitas sobre el suelo y la cinta amarilla que estaba el área restringida, para mí es una gran fotografía, el fotógrafo no necesitó algún cuerpo sin vida, inherte, sino unas palomitas tiradas, el contexto pues.

KN: Víctor, una pregunta ¿cómo es cubrir con fotografías? Nos podrías relatar qué es llegar a un lugar y estar cuánto tiempo, cuántas horas pasas ahí, primero sacas la cámara o te esperas un rato, o llegas con la cámara como un modo de identificarte ¿cuál es tu dinámica con eventos como el Casino que tienen este tipo de impacto?

VHV: Depende del acontecimiento. En el caso de un evento como de la magnitud del Casino Royale, esa ocasión había ido con compañeros amigos a comer, entonces de repente a través de radio me llaman para informarme de lo que estaba sucediendo, en un principio no sabíamos qué era, que había un grandazo nos habían dicho en un casino. Entonces vamos lo primero que es para llegar es difícil por el tráfico, debido a que cierra la zona, llegan los misteriales, los policias municipales, el ejército para accesar es difícil. Ya una vez que uno llega hay que buscar un sitio para intentar fotografiar u observar lo que está sucediendo. Hay situaciones que son como muy rápidas, ves a paramédicos, o personas de emergencias actuando entonces vas observando lo que está suciendiendo.

DEO: Tú estás ahí, todavía no hay la información completa de lo que ocurre, una de las peores masacres en la historia de Monterrey. Pero ¿en qué momento, mientras estás tú haciendo las fotos empiezas a dimensionar que esto sale de los parámetros de violencia que de por sí ya eran bastante intensos en esa época en Monterrey?, ¿qué cosa ves o sucede y dices «órale, esto son palabra mayores»?

VHV: Bueno por la cantidad de paramédicos, la cantidad de bomberos, empiezas a dimensionar que es algo importante. El humo no cesa, el fuego igual, empiezas a dimensionar una vez que ves también algunos cuerpos que los rescatistas van extrayendo del sitio. Empiezas a indagar un poco entre los compañeros, escuchas a los reporteros que están pasando notas en vivo, y pues el número estimado de muertos. Y conforme van pasando los minutos, el tiempo, pues va incrementando el número de muertos, entonces sí empiezas a dimensionar pero sigues haciendo tu trabajo, sigues buscando reacciones de las personas que están involucradas.

DEO: ¿Qué buscas reflejar? Porque en ese momento vas a ser los ojos de que mucha gente, que con el paso del tiempo, al día siguiente, y dentro de diez años, quizás dentro de treinta o cuarta, van a ver lo que tú viste y captaste en esa cámara para imaginarse lo que ocurrió en el Casino Royale. En ese momento, ¿qué buscas reflejar? ¿o es una cosa instintiva? ¿qué tanto es instinto o qué tanto es cerebral? El trabajo en general de un fotógrafo. Porque yo he escuchado a otros fotógrafos que dicen «no, lo mío es impulso y yo no pienso» y son buenos fotógrafos. Y hay otros que dicen «yo voy con una idea» entonces ve un incendio y ya tiene él como un esquema para fotografiar inciendios. En tu caso, ¿cómo trabajas?

VHV: En mi caso, es este yo creo que tiene de los dos, así como instintivo o por reflejo y otro es mediante la observación. Cuando digamos es por reflejo, llegas con una adrenalina, porque te impacta lo que estás viendo, el humo, el fuego, la cantidad de personal de emergencia. En un principio es por reflejo, si estamos viendo los camilleros, si estamos viendo los bomberos, si están llegando más bomberos, están llegando familiares, al principio es así por relfejo. Conforme van pasando los minutos, te da algo de tiempo tal vez, o ese tiempo que tú estás ahí te lleva un poco a reflexionar un poco de lo que está sucediendo un poco, asimilarlo. Bueno sabes que debes contar todo lo que está ocurriendo desde distintos angúlos, o voltear a todas partes. No sólo porque sale humo de una ventana, ahí ésa es la fotografía, no. Tienes que voltear en otros ángulos y contar lo que está sucediendo. Las personas curiosas, los familiares que llegan y reaccionan, todo eso. Una vez que vas observando también te da pauta a utlizar la técnica fotográfica para reslatar algunos detalles, o para justamente para contar la historia, decides qué lentes utlizar. Porque somos fotógrafos, entonces para contarlo utlizamos propiamente las técnicas fotográficas, entonces observas y dices necesito un angular, un telefoto, necesito una aptertura.

DEO: Se necesita mucha aglidad mental, porque es todo muy precipitado, ¿no? VHV: Exacto. En ese sentido yo creo que es primero por reacción, segundo es observar y

una vez que observas decides aplicar técnica fotográfica.

KN: Y por ejemplo, en el caso del Casino Royale que debieron haber habido muchísimas cámaras, mucha gente estaba observando, pero te has topado con otros acontecimientos

donde otra persona no esté sacando la cámrara y tú seas el primero ¿cómo sabes ahí puedes sacar la cámara?, porque también hay gente que se puede intimidar frente al lente.

VHV: Yo creo que pasa, si no es siempre, un 99% de los casos. La gente cuando ve a un fotógrafo, un camarografo, «¿por qué estás tomando fotos, por qué estás grabando?» Sí yo he ido a sitios donde sólo yo estoy grabando, fotografiando, conforme pasa el tiempo.

DEO: Por ejemplo cuando llegas al mercado Fundadores a hacer retratos de las tribus, ¿cómo te desenvueles? porque no nada más son como tribus muy distintas ¿no? a tu entorno, a tu realidad.

VHV: Las personas reaccionan de distinta forma, o lo grupos de distnta forma. En el Fundadores los chavos también son… los chavos punk, por ejemplo.

DEO: ¿Tienen que ser punks? ¿son buena onda?

VHV: Sí, lo son. Su reacción es «no nos gusta que nos tomen fotografías» entonces a veces es reaccionar «okey no te tomo fotos». Pero empiezas a dialogar un poco, a preguntar. Y ellos sienten cierta confianza, a mí me ha sucedido que me reconocen a veces por tocadas, como decías en un principio soy músico y músico también que toca en plazas públicas, en eventos abiertos. A lo mejor esa suerte he tenido, una vez que me reconocen «ah tú tocaste en tal lado» y empieza la conversación, sienten cierta confianza, al final aceptan que yo tome fotografías. Hay otros casos en que llego y observo y empiezo a platicar, traigo la cámara en una funda, empiezo a platicar y empiezan a tener cierta confianza, y ya les platico, «yo soy fotógrafo publico aquí y acá y acá estoy trabajando este tema y me interesa saber fotografías de esto», «ah okey, no hay problema» así como trabajamos.

KN: ¿Cuál ha sido de las situaciones más complicadas que te has encontrado como fotoperiodista? Tanto que no te dejan sacar fotografías, como bueno ya no ese caso de que el rollo se develó, o una cuestión técnica.

VHV: En cuestión técnica, la bateria o la tarjeta está llena. Pero situaciones un poco difíciles es lidear con ejército, con militares, con los ministeriales. Caso del Hospital Universtario, ahí los guardias de seguridad una vez me quitaron la cámara, me retaron a golpes.

DEO: ¿En qué contexto?

VHV: Estábamos reporteando un tema sobre las personas que no tienen posbilidad de pagar la cuota una vez que los da de alta, o no los dan de alta porque tienen que pagar la cuota, entonces lo retienen, no los dejan irse y estábamos reporteando eso. Sacamos la nota, al día siguiente regresamos para ver la reacciones. Yo había fotografiado algunos guardias y cuando me ve un guardia su primera reacción es preguntarme por qué le había tomado la

foto, pero de un manera agresiva y en ese momento se empieza a quitar la camisa de guardia para ya ser un civil, (risas) estuvo muy chistoso verlo.

DEO: ¿Tú te quitaste la cámara o la usaste?

VHV: Le dije que se tranquilizara. Le dije que tenía contacto directo con la policía, pero obviamente no era cierto, al momento que le dije que tenía directo contacto con la policía, se tranquilizó un poco. Llegaron otros guardias, me quitaron la cámara, platicamos un poco.

KN: Qué bueno que no pasaste a la otra sala.

DEO: ¿Cómo alimentas tu mirada? Los escritores lee y sacan de ahí palabras o están escuchando a la gente que habla en la calle y ahí de esa realidad sale un vocabulario, el escritor trabaja también con ese vocabulario, los músicos oyen los sonidos de la naturaleza, las ciudades. Y obviamente los fotógrafos miran, observan, pero tú, tiene alguna rutina, disciplina, manía para alimentar esa mirada, como voy a ver paisajes. Yo he visto que de tu trabajo, lo más conocido es lo periodístico las fotografías de los chicos que protestaban en contra del ejército que le llamaban «los tapados», mucha foto policiaca, de ese mundo policiaco pero, también he visto que dijo tienes foto de paisaje. Y me de la impresión una forma que tú educas tu mirada es viendo paisajes en esta ciudad de montañas o ¿no? ¿o como ejercítas ese músculo óptico en la cotidianidad?

VHV: Yo todos los días veo fotografías.

DEO: O hay fotógrafos que ven pintura, escultura, cine.

VHV: Me gusta ir al cine mucho. Veo fotografías de los compañeros que cubren conflcitos o deportes en el mundo. Empiezo aquí de los compañeros locales de agencias de México, internacionales, acontecimientos en otros países, me gusta mucho ver las fotografías de ellos, analizarlas. Soy un fotógrafo que le gusta aplicar la técnica fotográfica todo el tiempo, yo trabajo realmente la técnica fotográfica, no es así una casualidad la fotografía. A alguien le puede parecer bonita, buena extraordinaria o con buen encuadre.

DEO: Para ti, ¿qué es fundamental, la luz, la composición?

VHV: Todo, es fotografía, los elementos fotográficos son importantes, la luz, el contraste, las texturas. Conocer qué efecto me da un lente, qué efecto me da otro lente. Yo como dices alumento el músculo de la vista con el cine, la fotografía, leo sobre fotografía. Yo me lleno de dudas porque leo aquí, leo acá y acá, veo tutoriales en You Tube todo el tiempo y me lleno de dudas, y cuando llego a un sitio «ah canijo ahora ¿cómo le voy hacer?» si ya lo leí, ya lo vi, toda la onda. Eso para mí me ha servido, porque cuando llego a un punto es resolverlo esa duda que me ha generado, los puedes comprender al momento de leerlo al

ver en un tutorial, pero al momento de aplicarlo es ¿cómo lo hago? Es llenarme de dudas, leyendo y viendo fotográfías.

KN: ¿Ttienes algún fotógrafo o fotógrafa que te inspiró en algún momento o que te gusta mucho seguirlo?

VHV: Hay varios fotógrafos, pero en mi caso personal, yo aprendí, yo digo que es mi maestro él no lo sabe, porque no me enseño tal cual, sino que convivimos en sentido profesional en la cobertura diaria y él y yo, y otros más, cubríamos juntos el narcotráfico en Monterrey, Nuevo León, Tamaulipas, eran cuando yo iniciaba. Entonces veía la fotografía de compañeros de periódicos locales, y cuando veía las fotografías de este compañero de agencia, de la agencia Reuters, se me hacía extraordinario, me sige pareciendo extraordinario. Cuando veía esas fotografías, yo decía eso es lo que a mí me interesa aprender a hacer, esta fotografía es la que me gustaría lograr. Estoy hablando de Tomás Bravo, es un cuate del D.F. que vivió aquí, lo asignaron. Él es como un referente para mí.

DEO: ¿Cuál es la diferencia que veías su trabajo con el promedio?

VHV: La diferencia es que él realmente estaba aplicando técnica fotográfica. Si quería resaltar un motivo principal, utilizaba un telefoto, abría el diafragma, si quería a lo mejor un efecto de amplicación, utlizaba un angular, sabía qué lente utilizar. Y siempre trabajando en base a la luz, la luz natural, la luz continúa que ahí está. Es lo que a mí me gusta conocer, entender la luz, es el trabajo que todo fotógrafo debemos perseguir, entender la luz.

KN: ¿Tienes algún espacio aquí en la ciudad donde te guste especialmente fotografiar, o un gusto por la luz aquí en Monterrey?

VHV: Pues sobe todo, hay temporadas en que la luz es bien bonita. KN: ¿Cómo cuáles?

VHV: Cuando empieza el frío, quizás noviembre el cielo es como muy azul, la luz es muy clara, hay días soleados, días fríos soleados en que la luz es muy clara.

DEO: Oye Valdivia tú también has hecho fotografía deportiva, en los partidos de futbol de Tigres y Rayados, ¿y cómo es esa experiencia? Debe ser también un ejercicio distinto porque aquí eres casi una estatua, tienes poco margen de movimiento, tienes que retratar la velocidad de lo que está sucediendo. Podrías contarnos ¿cómo se retrata un partido de futbol de Tigres o Rayados?

VHV: Los medios hacemos la cobertura desde previo al partido, hacemos algo de color, los fanáticos, las familias, la personasn que gustan pintarse el rostro. Y una vez que está el

partido buscas donde colocarte, con respecto a tu lente, en este caso usamos generalmente un telefoto. Porque obviamente no vamos a poder estar a un lado de los jugadores o media cancha, y el telefoto logra ese acercamiento. El telefoto reduce el ángulo de visión, pero eso también eso se vuelve un poco complicado para el fotógrafo, se pierde, es muy rápido el movimiento cuando de una banda a otra o van balón.

DEO: ¿Tú decies donde pararte si detrás de la portería de visitante o local? VHV: Con respecto al lente sí. El medio de comunicación tiene mayor interés sobre alguno

de los dos equipos. DEO: Claro, quieres el gol del América o de Chivas.

VHV: Exacto. Si estás aquí en Monterrey quieres el gol del Monterrey, si estás en el Estadio Universitario quieres el de los Tigres.

DEO: Si quieres el gol de Tigres, te pones atrás de la portería del visitante. VHV: Para hacer el festejo. El festejo es como la fotografía principal. DEO: ¿Más que el gol? VHV: Más que el gol, es el festejo del gol.

KN: ¿Lo que hacen los delanteros? VHV: El que hacen los delanteros. DEO: O el que anote.

VHV: Bueno sí, el que anota, generalmente el delantero. Es como la fotografía que busca el medio de comunicación, un festejo es portada. O la otra, si el equipo local pierde, pues el portero. O el que tengas más cercano, es como la tristeza o el enojo.

DEO: Yo he visto excepcionalmente, una foto en el Esto, de un portero volando a punto de atajar cuando un balón iba entrando a la portería. Pero ese debe ser complicadísimo.

VHV: Es complicado sí, ahora no porque te interese el festejo no vas a estar al pendiente de todo lo demás. Hay telefotos, un 400 milímetros por ejemplo distancia focal, alcanzas perfectamente a fotografiar si tú estás en una portería, alcanzas a fotografíar al portero del lado opuesto donde tú estás. Y entonces si estás siguiendo toda la jugada, todo el partido, debes tener esa jugada también.

DEO: Antes de empezar a pasar a Radio Ambulante, perdóname por hacer una pregunta tonta quizás, hasta imbécil, pero siempre que veía de niño a los fotógrafos detrás de las porterías, estaba esperando a que recibieran un balonazo en algún momento. ¿A ti nunca te ha tocado como un balonazo?

VHV: (Risas) A mí no concretamente, pero sí he visto a compañeros. Si no es el balonazo, es el jugador porque van tan rápido, van tras la pelota que se les paran encima.

DEO: Bueno perdón, ahora vamos a pasar a Radio Ambulante, este gran proyecto de Daniel Alacrón y Carolina Guerrero. ¿Qué vamos a escuchar el día de hoy, Karem?

KN: Se llama Los Punketos, es una crónica de Eric Pearse Chávez. Son dos chicos que cruzan la frontera, se van a vivir a Nueva York y hablan de lo que significa, antes eran metaleros y cuando curzan se vuelven punketos y hablan de que es ser punkeros para ellos.

DEO: Bueno volvemos con comentarios, hasta aquí Víctor Hugo Valdívia fotoperiodista regiomontano.

Crónica de Radio Ambulante

KN: Buenas noches, regresamos aquí a los Perros Románticos, con nuestro invitado de hoy Víctor Hugo Valdivia. Víctor, por favor coméntamos qué te pareció esta emisión de Radio Ambulante, Los Punketos.

DEO: Es una mutación que tú también de cierta forma viviste. Ellos digamos del metal, al punk, tú del la música a la fotografía, aunque no has dejado la música pero hay esas mutaciones que dan las ciudades.

VHV: Sí. Me parece interesante, son personas migrantes y llegan a una ciudad grande e igual me sucedió a mí, yo venía de (…)

DEO: La capital del nacho.

VHV: De la capital del nacho, del Norte, de Coahuila, de Piedras Negras, y llego a una ciudad grande, Monterrey. Pues me impresionan muchos aspectos de la ciudad, de la vida cotidiana, de la cultura, el arte. Y me parece interesante lo que acabámos de escuchar.

DEO: Oye Valdivia ¿qué eres? ¿músico, fotoperiodista, las dos cosas? ¿cómo sobrellevas esas dos pasiones?

VHV: Soy fotógrafo y soy músico urbano. Los dos actividades que me gustan muchísimo, los dos actividades que los disfruto, que para mí son retos. Componer música es un reto y es un gusto, y la fotografía igual.

DEO: ¿Te sientes más una persona de oído o de mirada? Casi siempre tenemos un sentido más desarrollado que los otros, aunque hay gente excepecional. ¿Tú con cuál de los sentidos te sientes más a gusto?

VHV: Respondiendo a tu pregunta, creo que que como músico soy más de oído, de pasión, más de gustos, más de ensimismarse y contar historias con música y con letra. Y de fotografía creo que soy más técnico, aplico más la técnica.

DEO: Voy a replenatear la pregunta, ¿cómo sientes que has contado mejor las historias que hay dentro de ti? ¿con la música o con la imagen?

VHV: Creo que con la fotografía. Con la música estoy contando lo que otros cuentan. Porque he musicalizado poemas de autores de Nuevo León, pero a través de la música creo que puedo de una manera siento yo, con el público cuando tenga la oportunidad de escucharlo lo dirá o no, siento que he logrado comunicar mejor.

DEO: Pero ¿tu mundo más íntimo, sale con las fotografías?

VHV: Con las fotografías sí. Bueno es visual, la gente puede darse cuenta a través de la foto, pues dónde yo he estado, cómo lo que yo he vivido, lo que pude haber sentido. Pero yo creo que también con la música a lo mejor no tanto con las palabras, si escribo algunas de mis canciones, pero creo que con la música he logrado plasmar sentimiento.

KN: ¿Tienes algún músico, banda, género en especial que te inspiró? VHV: Sí, varios músicos pero yo creo que los principales Arturo Meza, Rodrigo Gonzáles.

Son los que más me han inspirado. DEO: Póngale en You Tube «Arturo Meza» ¿qué disco le recomiendas?

VHV: «No vayamos a irnos sin el mar», yo creo que Arturo Meza fue el primer disco que escuché.

DEO: ¿Es rock rupestre? VHV: Sí, es rock rupestre, ese disco en especial, un disco de música muy suave, son letras

¿cómo puedo decirse autóctonas? Que él tradujo al español.

DEO: Arturo Meza es desendencia purépecha ¿no, indígena? Es súper urbano, súper callejero, entonces hay esa mezcla interesante.

VHV: Exactamente la mayor influencia que yo tengo es Arturo Meza.

DEO: Valdivia, ¿la foto con que tú te sientes más contento? Digo, seguramente tienes mucha exigencia y quieres hacer una foto mejor. pero para ti, ¿cuáles son las fotos que lograron captar algo que para ti era importante? Tienes portadas en Proceso, en varias revistas, ¿cuál aunque no haya tenido la difusión, o la vista, la atención que otras de tus fotografías más famosas, cuáles son las que a ti te satisfacen?

VHV: Creo que el tiempo electoral, del 2012. Toda la inquietud, la inconformidad de los jóvenes en Nuevo León. Que se ha dado a un nivel muy muy bajo, no bajo pero de número (…)

DEO: Paupérrimo VHV: Exacto. DEO: ¿Yo Soy 132?

VHV: Exacto, previo al Yo Soy 132 el número de personas que salían a protestar, por inconformidades por las que hayan sido, el número de asistentes muy muy bajos. Cuando se da el tiempo electoral, Yo Soy 132 y todos estos colectivos que ya existían en Monterrey, en el área metropolitana de Monterrey, el número de personas que salió a manifestarse todos nos quedamos impresionados. Todos los compañeros fotógrafos, camarografos, reporteros nos quedamos impresionados por la cantidad que marchaban ¿no? que asistían a las marchas, a los sitios donde se congregaban para protestar sus inconformidades, sus inquietudes.

DEO: ¿Y ahí tienes fotografías?

VHV: Tengo fotografías de los jóvenes, de personas que inclusive iban en silla de ruedas a protestar, a manifestarse. Entonces creo que es para mí son fotografías históricas, digo son históricas por el hecho de que si hubo fraude o no hubo fraude, que el regreso del PRI, todo esto, en México. ¿pero en Nuevo León?

DEO: Como una juventud con una consciencia crítica, tomando las calles. KN: Y en estas fotografías ¿Qué te gustaba de ellas? ¿el mar de gente o había algo en

particular, que se diferenciara de otras manifestaciones?

VHV: Era la expresión corporal, los ademanes, la expresión en sus rostros, es lo que nos llamó la atención.

DEO: Y supongo que esto también que decías al principio de nuestra conversación, que es algo clave, la empatía. Tú obviamente te sentías emocionado, porque eres un joven y eres

rebelde y eres crítico y no estás de acuerdo con muchas cosas que pasan y supongo que esa empatía de la hablabas al principio, que en unos casos puede ser con los que sufren, con los que son víctimas, con los que son arrasados, en este caso es una empatía distinta, es una empatía más esperanzadora, como utópica.

VHV: Tienes razón, yo creo que es eso lo que desde un principio es lo que me ha llamado la atención, lo que me ha llevado a fotografiar, esa cierta empatía que he tenido. Yo cuando empecé después del 2007, después del Forum, estuve un año trabajando en un periódico local que es el ABC, cuando salgo del ABC pues no consigo trabajo en ningún sitio y yo empiezo a salir de manera independiente a fotografiar, y empiezo a publicar con la revista Proceso y luego bueno. A lo que voy es que yo decidí (…)

DEO: ¿Tú tenías una agenda propia? Podías ir al futbol, o al basketball, o a las manifestaciones.

VHV: Yo iba creando mi agenda por esto y decidí crear mi agenda por esto. No me decidí por ir al futbol, al basketball, o ir a la Arena con los artistas.

DEO: Es interesante, eso que ocurrió en la ciudad en el 2012, a pesar de que era inhédito y había fotógrafos como tú, por una estructura, o por la supraestructura digamos de los medios de comunicación ésas imágenes no están en la mayoria de la memoria de la gente, no es algo que los medios más importantes de la ciudad o con mayor penetración en las casas de la gente, lo reprodujera de manera que merecía. Había cámaras, había ese esfuerzo inhédito, pero no había ese reflejo. ¿Cómo resolver eso que tú ves, que tú fotografías pero que luego los espacios de difusión no difunden, o difunden de manera paupérrima?

VHV: Claro, mi pensamiento es que mis fotografías yo espero que sean difundidas, que tenga un público. Y cuando uno se da cuenta que a veces los medios de comunicación no las publican

DEO: Porque les interesa más fotografiar un copete perfecto.

VHV: Exacto, sí. Que difundir a los jóvenes que están protestando. Recurrimos a las redes sociales, a crear un blog, a una página web, a las herramientas que nos da el internet y a difundirlo en Twitter, en Facebook, y de esa manera lo que yo deseo es que lo personal es mis fotografías sean vistas que tengan un público. Entonces si el medio de comunicación no lo difunde yo trato de que se vea ¿no? o buscar medio alternativos también.

KN: Tienes fotografía de deportes, tienes fotografía policiaca y también haces retrato ¿no? Es otro género ¿es reciente?

VHV: No el retrato también me ha gustado bastante, desde un principio me gustó retratar, hacer composiciones digamos panorámicas, pero un retrato con una composición

panorámica no sé si me expliqué, un encuadre amplio y todo. Y bueno está dentro de la fotografía. A mí, como decía en un principio, me gusta la fotografía en general, y el retrato no es la excepción.

KN: ¿Te has topado con personajes así interesante por retratar aquí en la ciudad? ¿Los escoges o es más por personalidad o es por composición?

VHV: A veces es por trabajo, compañeros que entrevistan a unos personajes interesantes o que tienen un pensamiento que de repente resulta interesante para algunas personas ¿no? Mauricio Fernandez es uno, por ejemplo. Lo he retratado en su casa, en la Milarca, en su rancho.

KN: ¿Y cuál es el reto de retratar a alguien así? VHV: Mostrarlo como es, en su ambiente, no sé. El reto sería que sea él, que sea la

persona, él mismo.

DEO: Valdivia, pues muchas gracias por estar aquí en los Perros Románticos, creo que has soportado bastante, sobre todo en el ejercicio que tratamos de hacer aquí cada semana que es mirar nuestra sociedad, nuestra ciudad, el mundo también, con puntos de vista distintos, colateralmente, marginalmente, o a veces céntricamente. Para despedirnos, además de que vamos a dejar al final una canción tuya, que nos leyeras algún poema y nos explicaras antes de leerlo qué pasa por tu cabeza para escoger este poema.

VHV: Voy a leer un poema que se llama Soneto III de un poeta de Nuevo León, su nombre es Francisco J. Serrano, lo conocemos como Panchito Serrano. Es un poeta que yo conozco con el que he convivido, a él le gusta recitar sus poemas, siempre que hay una oportunidad lo hace (…)

DEO: ¿Incluso cuando no hay?

VHV: Exacto, lo hace. Él se aprende sus poemas de memoria y los recita entonces decidií leer un poema de él, además es un poema desde mi punto de vista triste, dramático, puede ser depresivo. Cuando yo lo leí, me gustó mucho y también lo musicalicé, entonces es un poema que conozco y quiero compartirlo. Soneto III de Francisco J. Serrano.

Ya no quiero salir nadie me espera las personas que yo quise ya no existen y las otras que quiero ya no me quieren ver los rincones que amaba son ahora

avenidas y barrios cuyo nombre nunca conoceré, porque prefiero

aeambular entre muros inasibles que entre malos amigos y enemigos

Déjenme aquí, no quiero ver mi sangre derramada por la culpa del pasado -sangre yo derramé más no la mía.

Si algún día me sacan, volveré a matar o a robarlos para luego regresar a mi celda, como siempre.

DEO: Muchas gracias, Valdivia, Karem Nerio. Nos escuchamos la siguiente semana en los Perros Románticos.

Comments

comments