Cuatro historias de alimentos y socio-economía

Por Diana Ramos Gutiérrez


Descendimos desde una de las 65 parroquias del distrito metropolitano de Quito, que en su delineación registra pedazos de color —verdes, azules y rosados— desde una de las cientas de faldas de montaña, atisbando en lo alto y siempre mareados. Llegamos a la terminal de Quitumbe, entre 89 compañías multiplicadas en cientos de buses que viajan a todo el país, para entrar a la sierra y a Cuenca unas 9 horas después al costo de un dólar por hora de viaje.

Solo comida

Ecuador se dolarizó oficialmente luego de la gran crisis que ocasionó el neoliberalismo a finales de la década de los 90, más precisamente en 1999, cercano a otros colapsos y crisis de otros países en la región.

Tras la devaluación de su moneda nacional por la compra de dólares en el mercado y el aumento de la impresión de dinero del Banco Central, explica el investigador del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), Carlos Larrea, el panorama se agravó con “el fenómeno de El Niño en 1998, la caída de los precios del petróleo y la crisis financiera internacional [que] desencadenaron una profunda crisis económica, social y política. En 1999 y 2000, el sistema financiero nacional sufrió el cierre o transferencia al Estado de más de la mitad de los principales bancos del país. Como resultado, en 1999, el ingreso por habitante cayó un 9 por ciento, luego de haber declinado el 1 por ciento en 1998. La crisis se manifestó en una vertiginosa expansión del desempleo abierto, el subempleo y la pobreza. El primero ascendió, en las tres principales ciudades el país, del 8 por ciento en 1998 al 17 por ciento a mediados de 1999, mientras que la pobreza urbana pasó del 36 al 65 por ciento. Se produjo también una masiva migración internacional: al menos 800 mil ecuatorianos han dejado el país a partir de 1998. Ante la amenaza de hiperinflación y otros problemas generados por la inestabilidad y especulación, el Estado adoptó la dolarización oficial de la economía en enero de 2000. Aunque la medida no logró evitar la caída de Mahuad, los siguientes gobiernos la respaldaron, con una estrategia de estabilización y recuperación económica”.

Mahuad, de madre alemana y padre árabe, dirigió el país andino hasta su derrocamiento en el 2000. Le sucedieron al menos dos golpes de estado de los 38 que se dice se han registrado allí.

 

Palo Santo
Tomebamba o Tumipampa, como se llamó el centro administrativo del norte del Imperio Inca, hoy capital de la provincia de Azuay, se alumbra, tibio, con los primeros rayos del día. La mujer es pilar de las actividades agrícolas y textiles. Sus principales deidades son mujeres: la Luna, considerada la madre universal, hermana y mujer del Sol, y la Pachamama, la madre tierra, un elemento esencial en la vida andina. Pacha es un término que en aimara y quechua significa ‘tierra, mundo, universo, tiempo, época’. Hoy día, en Ecuador conviven unas 14 nacionalidades indígenas con tradiciones diversas y una cosmovisión propia. Cruzan ríos helados como venas entre valles fértiles y tierra dulce.

Solo comida2

En 2010, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) presentó la Encuesta de Superficies de Producción Agropecuaria Continua (Espac), en la que se reveló que Ecuador posee 7.3 millones de hectáreas dedicadas a la agricultura. El país es considerado como el primer exportador de banano en el mundo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

“De acuerdo a la Asociación de Exportadores de Banano de Ecuador (AEBE), en 2012 ha enviado un promedio de 126 millones de cajas durante enero, febrero y marzo. Otro ingreso importante lo conforman las flores que se producen en Pichincha, Imbabura, Cotopaxi, Chimborazo y Azuay, para quienes el mercado más destacado es el estadounidense. Durante 2011, este sector vendió cerca de 10 mil toneladas a Estados Unidos y Europa, y para el presente año esperan superar esta cifra. Por su parte, la Asociación Nacional de Exportadores de Café (Anecafé) ha exportado algo más de 426 mil sacos de 60 kilogramos durante los tres primeros meses de este año, lo que equivale a más de 74 millones de dólares. El azúcar y la madera son dos productos que se mueven en menor grado para mercados extranjeros, pero posee distribución a nivel local”, indica el mismo informe.
Papas, chocolate, tomates, cebollas, naranjas, choclo, papaya, zanahorias, bananas. De varios colores y tamaños. También pescado, duraznos, una pata de vaca que va a ser trozada, piñas, pimientos, flores, tantas, y palo santo. Especias y olores sin definición. Alimento en todos los estados. Por hacer, por decir, por oler, por cocinar, por vender, por comer. En cientos de quioscos, en tres pisos de germinación continua. La Plaza del Mercado en el centro del casco histórico se puebla de un mar profundo de voces, trajes y olores que se esparcen por el llano.

Tan rápido como un minuto neoyorkino
El tren G viene de Queens y es apodado por muchos el “tren fantasma”. En cierta parte cruza hacia una de las islas más pobladas del mundo, por un puente levadizo que permite ver partes del río y millones de edificios que se pierden como bloques sencillos en una maqueta cualquiera. Todo el borde superior del tren contiene avisos publicitarios. “Fresco y directo” lleva tus compras a la puerta de tu casa, un día de correo efectivo es suficiente para rellenar la alacena y si no, miles de servicios de entrega compiten por la entrega inmediata de cualquier alimento (incluido el de las mascotas); en minutos, recién hecha, caliente, deliciosa. “Tan rápido como un minuto neoyorkino”, canta el slogan de la campaña que le asegura al habitante de la ciudad más cosmopolita del mundo acceder al alimento con sólo el toque de un clic. Desde lo orgánico hasta la chatarra. Desde lo oriental a la pizza. De España a la India y de ahí a México. Este último, por sí solo, representó el 61.9 por ciento de las importaciones de Estados Unidos en el 2011.

En los Estados Unidos, hay de dos a tres millones de trabajadores agrícolas, según el Reporte de la Comisión de Trabajadores Agrícolas (Report of the Commission on Agricultural Workers). El Informe Nacional de Empleados de Agricultura del Departamento del Trabajo de Estados Unidos (National Agricultural Workers Survey, US Department of Labor), indicó en 2005 que el 75 por ciento de los trabajadores agrícolas en los Estados Unidos nació en México. El 53 por ciento son indocumentados.

Solo comida3

En 2003, el Consejo Nacional de Población de México (CONAPO) estimó que anualmente salen rumbo a este país 390 mil mexicanos, sumando 26.7 millones en total, de los cuales cerca de 16.8 millones corresponden a los nacidos en Estados Unidos de ascendencia mexicana y 9.9 millones a la población nacida en México residiendo de manera autorizada o no autorizada en este país, lo que equivale al 9 por ciento de la población total de México y 3.6 por ciento de la Unión Americana. Estados Unidos obtuvo de México el 14.9 por ciento del área total de su territorio actual. Le pagó al estado mexicano 15 millones de dólares como indemnización y lo desocupó militarmente, tras la llamada Intervención estadounidense en ese país, en 1848. Las fronteras son tan difusas como la vida y lenguaje.

Puerto de otro
Se calcula que en Nueva York viven aproximadamente 1 millón 70 mil 558 puertorriqueños. Puerto Rico es una pequeña isla situada en el Mar Caribe donde hasta 1955 la agricultura constituyó el sector económico principal. La misma medida que industrializó a la Isla promovió la reubicación de mano de obra en otros estados en la Unión Americana, de la cual la Isla resultó ser territorio libre asociado tras una legislación realizada unos años antes. Desde entonces, “la Isla se ha beneficiado de la importación de capital, tecnología y contratistas de Estados Unidos. […] Hoy en día, la manufactura y la industria de servicios (incluyendo el turismo) han reemplazado a la agricultura como principal productor de ingresos. Igualmente, el ganado y la producción de artículos lácteos reemplazaron a la industria azucarera como sector principal de la agricultura. […] Aunque Puerto Rico es una isla, la pesca no se ha desarrollado, e irónicamente, casi todo el pescado que se consume es importado”, indica un portal de turismo. El Departamento de Agricultura de Puerto Rico indicó el año pasado que la Isla importa el 80 por ciento de los alimentos que consume. Resulta que la mano de obra local es muy cara. Estados Unidos es el principal proveedor, seguido por China.

 

Solo comida4

Cabezas de cerdo, plátanos, jengibre, coco fresco y queso del país. Río Piedras. La Plaza del Mercado es la más grande en la Isla. Tiene 120 puestos —unos 20 están cerrados— y lleva por nombre Rafael Hernández. Se mantiene en pie tras intentos reiterados de desaparecerla. El resto del entorno comercial sobrevive a pulso lento. La magnitud de su alcance fue suspendida por modernos centros de compras. Eje de trasportación pública ya casi inexistente en el país, se anexó a San Juan en 1951, logrando con esta y otras medidas que se duplicara la población de la capital en el transcurso de esa década. Y de ahí miles de boricuas emigrarían a Estados Unidos, tentados por ofertas de trabajo, aéreos baratos y la posibilidad de volver.
Rafael Hernández escribió “Lamento borincano” cuando vivía en Nueva York. Sirvió en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial, así como otros 18 mil puertorriqueños. En la Segunda, fueron unos 53 mil. La canción fue interpretada por Chavela Vargas, Caetano Veloso y Victor Jara, entre muchos otros. Nostalgia viene del griego antiguo “νόστος” (“regreso”) y “ἄλγος” (“dolor”). De ello hablan casi todas las más de 3 mil canciones de Hernández y la gran mayoría de la producción musical puertorriqueña.

 

*Diana Ramos Gutiérrez es editora y periodista. Egresada de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras, cursa una maestría en Comunicación y Derechos Humanos en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata en Buenos Aires, Argentina.

Comments

comments