Por Ximena Peredo

Coimbra, Portugal

Ayer al salir de mi casa me encontré en medio de una rodada de santa closes, eran tan parecidos a Pueblo Bicicletero que tuve que tallarme los ojos. Quise preguntarles quiénes eran, de dónde venían, a qué horas se reunían, en fin, todo lo que seguramente dan ganas de saber a la gente que ve pasar un contingente de gente rodando feliz. Unos minutos después los volví a encontrar. Estaban frente a la iglesia de Santa Cruz, en el levantamiento de bicis. Esta imagen me dio una nueva perspectiva del tiempo y del espacio. Ver a los niños batallando para cargar su bici y sonreír para la foto es un símbolo internacional de la fuerza, del coraje y de la buena ondez que se necesita para que la bici recupere su espacio en la Ciudad. Roda Pedaleira.

Comments

comments