Seguramente mis estimados 3 lectores, habrán escuchado hablar de los hippies, esos jóvenes de finales de los años 60 que predicaban el pacifismo, el flower power, el “amor y paz”, ¿si? Pues sepan que tenían su contraparte y estos eran los yippies, integrantes del partido internacional de los jóvenes (youth international party) por su siglas en ingles (yip), estos, al contrario de la consigna de hacer el amor y no la guerra, eran mas bien activistas que molestaban al sistema, con acciones que si bien no eran violentas ni llegaban al terrorismo, si alcanzaban a incomodar al gobierno norteamericano al grado de ser considerados como una amenaza para la nación.

Uno de sus líderes y principal fundador fue Abbie Hoffman, nacido un 30 de noviembre de 1936 en la comunidad de Worcester Massachusetts, se puede decir que toda su vida la dedicó al activismo del teatro-guerrilla, la manipulación de los medios de comunicación, prácticamente vivió en el epicentro de las revueltas sociales y la contracultura de los años sesenta, prófugo clandestino de la justicia americana y encarcelado mas de 30 veces durante la mayor parte de su vida activista, fue protagonista visible de varios movimientos que entre payasadas y locuras, lograban consternar a las mentes puristas.

Algunas de esas “hazañas” fueron: desde quemar dinero en la bolsa de wall street, el intento de poner lsd en el té del presidente Richard Nixon, interrumpir el festival Woodstock para hablar de la detención injusta del activista John Sinclair, siendo bajado del escenario a guitarrazos por Peter Townshend lirero del grupo the who, lanzar como candidato presidencial al partido del yip a un cerdo llamado pegasus, hasta la mas absurda acción jamas intentada que fue tratar de hacer levitar el pentágono, la cual consistió en que mediante un ritual de exorcismo y el poder mental de cada uno de los yippies (cincuenta mil jóvenes aproximadamente) formando un circulo, conseguir elevar dicho edificio cien metros de altura y una vez conseguido esto hacerlo girar sobre si mismo para expulsar a los demonios del militarismo e imperialismo que lo habitan.

Ya para 1970, año en que nació su servilleta, (chín! Ya me quemé!) Abbie Hoffman era una leyenda, un verdadero antiheroe que no solo se concretaban a sus actuaciones por así decirlo en pro de joder al sistema, sino que también le daba a la escritura, autor de varios libros, pero sin duda el mas reconocido de todos fue el titulado en forma acertada “Steal this book” (róbate este libro), el cual era prácticamente una guía de supervivencia, dicho libro fue publicado en 1971, con el objeto de vivir gratis al margen de las grandes corporaciones y el cual contiene muchos consejos dividíos en diferentes secciones como son:

Supervivencia: como conseguir comida gratis en restaurantes, en supermercados, incluye recetas de comida elaboración de muebles y sandalias, tips para viajar sin pagar nada, cómo transportarse en forma gratuita, comunicación libre, hablar por teléfono sin pagar, conseguir dinero sin ningún esfuerzo, cómo vivir en comuna, etc.

Lucha: inicio de un taller de impresión para elaborar periódicos clandestinos, formas de distribución o radiodifusión, radio guerrilla o guerrilla en televisión, que hacer y como defenderse en las manifestaciones, como conseguir asesoramiento legal y hasta formas caseras para elaborar artefactos de defensa o armas químicas y hasta cultivar tu propia yerba, (írenlos hasta despertaron!).

Ademas incluye capítulos denominados: “fuck Chicago”, “fuck Los Angeles” y “fuck San Francisco”, y si quieren saber como está mas o menos la onda a continuación les transcribo un par de dichos métodos para hacerla gacha, advertencia 1: disculpen mi mala traducción y advertencia 2: no lo vayan a intentar por que ni les va a servir y se van a fregar por leer a un loquito como yo:

en restaurantes de lujo, se puede ordenar una comida grande y a la mitad del plato principal, tomar una cucaracha muerta o un trozo de vidrio y colocarlo con destreza en el plato, saltar hacia arriba sorprendido y convocar al jefe de comedor. “nunca he estado tan insultado, podría haber sido envenenado (¿lady cucaracha?)” Y gritar golpeando abajo de la servilleta, puede negarse a pagar y salir, o dejar que el camarero le convenza de que tiene derecho a una nueva comida por la terrible inconveniencia”

en los restaurantes en las que se paga en la puerta justo antes de salir, hay una serie de trucos libres de cargo que pueden ser utilizados: después de comer una comida completa y llegado la cuenta, entrar al baño, al salir, ir al mostrador a otra sección del café restaurante y ordenar solo café y pastel. ahora usted tiene dos facturas. abone el más barato cuando salga del lugar. otro método puede ser llevado a cabo con un amigo de la siguiente manera: sentarse uno junto al otro en el mostrador, él deberá pedir una comida grande y una taza de café, haciendo de cuenta que no se conocen entre sí.

Cuando terminan, toma su cuenta y deja el otro para la gran comida en el mesa, después de que ha pagado el cajero y a la izquierda el restaurante, saca la cuenta mas grande y, a continuación, entrar en la rutina de asombro, quejándose de que alguien tomó la cuenta equivocada, se termina pagando únicamente para el café, luego, cumplir con su pareja y revertir los papeles en otro lugar.

En todos estos métodos, se debe dejar una buena propina para el camarero o camarera, especialmente con la táctica cucaracha-en-el-plato, usted debe tratar de evitar meter a los empleados en problemas.”

las mujeres nunca deben ir de compras sin un gran bolso de mano en los abarrotados pasillos, especialmente los que tienen montones de contenedores con todo tipo de golosinas, pueden ser transferidos de carrito de compras para el bolso, una bolsa de plástico puede ser cosido dentro de una gabardina, por el robo más eficiente. no se preocupe por los espejos, los asistentes nunca los miran, conviértase en un comprador exigente y no meta cualquier cosa de mierda barata en sus bolsillos.

las tapa de la pequeñas botellas y tarros a menudo tienen el mismo tamaño que las tapas de las mas caras y de mayor tamaño. si tienen el precio impreso en la tapa, cambiar las tapas, para obtener el mayor tamaño por el precio más barato. puede vaciar una caja de kilo de margarina y llenarlo con barras de mantequilla. hay algunos artículos estrechos y pequeñas se pueden ocultar en el medio de rollos de papel higiénico. hay grandes supermercados venden discos, puede llevarse dos buenos lp´s en una de esas grandes cajas de pizza congelada, en el departamento de producción, hay bolsas de frutas y hortalizas vacías, deslizar unos filetes o unas chuletas de cordero en la parte inferior de una bolsa grande de color marrón y acodar unas patatas en la parte superior, conseguir que el pequeño hombre en la báscula pese la bolsa, de primera necesidad y marcar el precio. con un lápiz de color negro usted puede marcar sus propios precios, o traer sus propias etiquetas de precio adhesiva”.

sandalias:

El vietnamita y las personas en todo el tercer mundo hacen un fantástico par resistente y cómodo de sandalias de los neumáticos de goma. recortan una sección del neumático exterior (traza alrededor de la parte exterior del pie con un trozo de tiza) que, cuando las formas recortadas de la suela, a continuación haga 6 ranuras y meta correas de goma, se pueden cruzar y deslizar a través de las rendijas, las correas se hacen del tubo interior (cámara) de la rueda, no se necesitan clavos. si usted tiene pies anchos, utilice perfiles bajos de ancho de banda de rodadura, para una mejor satisfacción y calidad, robar los neumáticos de un coche de policías o una limusina propiedad del gobierno.”

ROBATE

Tal vez en su momento todo eso daba resultado ya que estamos hablando de hace mas de 45 años, mucha información ya es vieja y obsoleta o ha sido superada gracias a internet, en nuestra época tales procedimientos resultan un poco arcaicos, pero el libro en si funciona como un valioso documento, un verdadero manifiesto, es un libro muy interesante, para su elaboración Abbie recibió ayuda de sus compañeros yippies tanto para las enseñanzas, trucos y procedimientos y las ilustraciones son geniales (hasta llegué a pensar que las había hecho Robert Crumb, un gran ilustrador de esa época) y van a juego con los textos, la introducción la hizo el autor encontrándose preso en una cárcel de algún condado de estados unidos.

Tal vez en su tiempo sirvió para delinquir pero solo queda como un curioso documento histórico, dicho libro vendió mas de 250,000 copias entre abril y noviembre de 1971, después algunas librerías no lo querían vender por que los jóvenes que ya se habían pasado la pauta, simplemente hacían caso a la consigna e iban a robarse el libro, que yo sepa no existen ediciones traducidas al español, he leído algunas partes y en forma aleatoria, así que mis queridos lectores, si les pareció interesante la historia que hoy les vengo contando y les sirve para algún trabajo de investigación, con todo gusto les digo: róbense este texto!

El autor con su obraEl autor con su obra

Por Alex Fulanowsky

Comments

comments