Yo soy un profesionista preparado. Estudio, trabajo, me drogo y como porquerías. Me levanto en las mañanas y me baño, me limpio, me lavo los dientes y salgo a la calle con una sonrisa. Trabajo eficientemente, nadie se queja de lo que hago. Soy un buen alumno en la escuela, hago todas mis tareas. Soy bien a toda madre con todos y todos son así conmigo también. Cada vez que puedo me drogo. Cada vez que puedo atento contra el templo sagrado de mi cuerpo. Me chingo una cheve, un churro, un pase, un bote de ketamina, un clorurazo, unas reynoles, fumo base, me meto tachas, ácidos, candyflips, arponazos. De todo, me vale verga, me gusta ponerme hasta el huevo. Cuando ando en tacha, fumo tabaco, una cajetilla al menos. Sus pinches leyes me las paso por los huevos, sus pinches normas sociales también. Sus pinches moralidades tímidas y baratas no me interesan. Cojo con condón para poder venirme adentro y no estar como puñetas saliéndome al último minuto. Cojo con mujeres feas y gordas y buenotas, chavitas, ancianas, hombres no porque están todos bien pendejos, si no igual y sí; todo, me vale madre mientras les cague. El trabajo es una pendejada, no sirve más que para obtener dinero. Trabajar es para ineptos que se satisfacen con un sueldo. La escuela es para pasar el tiempo y atestiguar la debacle que me espera en la adultez. La diversión es lo que cuenta, el desmadre. El vacío es lo único que sirve, el vacío para llenarlo de pérdidas de tiempo. Chinguen a su madre putos si creen que por un segundo me he creído alguna de sus mentiras. “Cuando uno empieza así es, ganas poquito, trabajas mucho, luego avanzas”. Váyanse a la verga. No hay forma en el mundo de convencerme que lo normal es que uno trabaje toda su vida con un sueldo de mierda, endeudado, con derecho legal a siete días de vacaciones al año. El hecho de que todos lo hagan, lo único que indica es que todos están bien pendejos. Cada quien puede hacer lo que quiera. Estoy engañando al sistema, le estoy dando en la madre, ellos no me usan a mí, yo los uso a ellos. Trabajo a la mínima potencia, y gano lo más que me ofrecen. Todo lo que puedo lo consigo gratis. No gasto dinero en sus pinches productos de mierda, no compro ropa de marca, no compro discos nuevos, todo lo bajo de internet, no compro agua embotellada ni hamburguesas en McDonalds, ni voto, hazme el pinche favor…Todo me lo gasto en cosas que no pagan impuestos para que se chinguen los pinches weyes que están en el poder. Que se jodan. Compro tacos puercos, tomo agua de la llave. Tengo películas piratas y Viagra sin receta. En vez de Prozac me fumo un gallo y me como una nena. No me lavo las manos y nunca me enfermo, no necesito comprar sus pinches jabones desinfectantes. No tengo más necesidades que las básicas, las reales. No me interesa nada excepto chingármelos. No pueden conmigo. Soy un junkie funcional. Nada que salga en las noticias me importa. Todo es estúpido e inútil para mí. Sólo importo yo y lo que yo quiero hacer ahora mismo. No soy mexicano ni soy nada, su pinche identidad nacional no me interesa, no tengo nada en común con los pendejos de Chiapas ni con los pendejos de Chihuahua, ni de Culiacán…muy a huevo tengo cosas en común con mis vecinos…soy un wey aparte, y además le pongo bien cabrón y además funciono dentro del sistema. Y el día que me muera, algún dinero les he de costar pinches cerdos infelices….

(APLAUSOS).

Comments

comments