OBRA: Tierra de Nadie

AUTOR: Eduardo Antonio Parra

EDITORIAL: Era

AÑO: 1999

He tenido la oportunidad de leer a un autor que detrás de sus letras esconde un cúmulo de conocimiento de la cultura mexicana. Un autor que a través de sus escritos nos adentra y nos motiva a conocer la cara desconocida de nuestro país.

Dentro de sus líneas, como dice en la contraportada, los escritos de Eduardo Antonio Parra posee una mezcla perfecta de realidad y fantasía que nos hace saborear cada historia narrada, permitiéndonos identificarnos claramente con cada personaje.

El autor ha mencionado que “las experiencias que se adquieren en la niñez y en la juventud son fundamentales para tener muchos elementos al escribir”. Esto lo ha demostrado en sus escritos, puesto que él ha vivido en los estados del Norte, ha sido participe de muchos acontecimientos importantes que sin duda han sido causa de su inspiración. De cierta forma él mismo se ha identificado con los ciertos personajes que narra.

De entre las obras de Parra he podido leer y conocer Tierra de nadie, que me enganchó desde el comienzo con “La piedra y el río”, una maravillosa historia de amor, desolación, espera, nostalgia y retorno. Se sitúa en la frontera norte, con el Río Bravo como testigo, en ese lugar que donde los sueños se van con las personas y a veces regresan, pero no siempre.

El río ha sido testigo de muchos de los nuestros; de migrantes, de peregrinos que se han forjado una idea de un paraíso en el otro lado, dejando lo poco que poseen (tierras, esposas e hijos), caminando hacia tierras desconocidas, pasando por campos, por desiertos, arriesgando la vida que tienen por una mejor.

Lecturas breves nos deja el autor. Nos permite emplear la imaginación para trasladarnos hacia esos lugares que nos presenta con un lado sombrío, inclusive temeroso, pero que sin duda es parte de lo que se vive en la “vida real”, como titula uno de sus historias dentro de este libro.

Concluyo esta reseña con la importancia de leer a los nuestros, de conocer a nuestro México, a sus escritores. Hay mucho talento que se esconde en cada rincón de este país, y muchas veces son otras personas quienes se adentran en su literatura mientras nosotros, sus paisanos, no valoramos esas experiencias tan cercanas que han tenido con nuestra cultura y que plasman en sus obras.

Por Guadalupe López Reyes

*Este ensayo fue elaborado como parte del Programa de Lectura y Redacción Crítica de la Sección 22 de la SNTE.

Comments

comments