Conversación con el periodista David Carrizales, en el programa Los Perros Románticos, transmitido los miércoles a las 7 pm en Radio UDEM (90.5 FM de Monterrey)

Por Diego Enrique Osorno y Ana Lucía Heredia

D.O: Qué tal, estamos aquí en los Perros románticos, me acompaña esta noche Ana Lucía Heredia quien participara en esta emisión de hoy, ¿como estás Ana Lucía?

A.H: Hola muy bien gracias bienvenidos una vez más a todos y todas los que nos están escuchando, una vez más en los perros románticos.

D.O: Hoy está aquí con nosotros el perro romántico de esta emisión Don David Carrizales uno de los periodistas más experimentados de Nuevo León, quien durante cerca de 30 años ha realizado el oficio periodístico en esta ciudad, ha colaborado en diversos medios locales como El Porvenir, la revista La Quincena durante una veintena de años un poco más fue corresponsal de La Jornada, fue también corresponsal de distintas agencias internacionales y para nosotros es realmente un gran honor tener aquí a un periodista con el talante, con el coraje de David Carrizales, muchas gracias

D.C: Muchas gracias a ustedes muy buenas tardes.

D.O: Por lo regular pedimos a nuestros invitados, a los perros románticos que vienen a nuestras emisiones que lean un poema y normalmente lo hacemos al final pero esta vez queremos cambiar un poco las cosas como nos recomienda nuestro productor Álvaro Guadiana. Entonces quisiéramos empezar con algún poema que traiga usted. Si tiene alguna poema a la mano y que nos platique de qué trata antes de leerlo.

D.C: Claro que sí, es no propiamente un poema son unos versos que hice yo dedicados a mi padre, habla un poco de la vida en el campo, qué es lo que te marca en tu trayectoria, en tu recorrido por la vida, es un homenaje a mi padre. Y se los voy a leer, es un corrido de hecho pero ahorita no se los voy a cantar:

Yo me curtí con el frío

el viento seco y el sol

el pan que comí de niño

lo gané con mi sudor

es duro ser campesino

pero se aprende un montón

a veces de pastorcillo

otros días en la labor

descansaba los domingos

yéndome de leñador,

mi padre fue muy estricto

y eso le agradezco yo.

Me enseñó que la palabra es una cosa de honor

que si se queda empeñada

hay que cumplir con valor

todo el que la hace la paga

y doble si es con traición.

No me quejo del destino

a nadie guardo rencor

los errores cometidos

me enseñaron lo mejor

yo decidí mi camino

lo demás lo quiso Dios.

D.O: Muchas gracias, qué buen corrido, a la próxima hay que ponerle ya el requinteo para cantarlo, ¿cómo se llama el corrido?

D.C: Se llama corrido del campesino.

D.O: ¿Su padre como se llama?

D.C: Se llama Pedro Carrizales Padrón y agricultor todavía de 87 años de edad.

D.O: Usted nació en Mier y Noriega ¿verdad?

D.C: ¡Sí yo nací en Mier y Noriega hace ya 53 años!

D.O: ¿En dónde empieza o acaba Nuevo León?

D.C: Es ahí donde empieza porque es el primero de allá para acá.

D.O: ¿Y ahí nació y creció hasta que edad Don David?

D.C: Yo ahí nací en realidad en un pueblito que se llama José Medina, está más hacia el sur todavía de la cabecera municipal en los límites con Tamaulipas y el municipio Bustamante; allí yo estudié mis primeros 3° de instrucción primaria con un maestro que se llamaba, porque ya falleció, Juvencio Huerta Ojeda.
 Un verdadero ejemplo de maestro comunitario que la hacía de consejero en todos los sentidos para el pueblo, nos llevaba a la parcela escolar a deshierbar, a limpiar la milpa en las tardes y en el día se hacía cargo de los tres grupos que tenía primero, segundo, tercero y el solito podía, y es uno de los maestros a los que más les debo.

D.O: ¿Un auténtico guía en la comunidad?

D.C: Así es, en una placita que teníamos en el centro del pueblo, nos llevó a trabajar ahí.

D.O: Oiga Don David y de entrada como un campesino como usted, porque usted también trabajó la tierra, termina siendo periodista ejerciendo además para una corresponsal de medios internacionales aquí en Monterrey, ¿cómo se da ese proceso?

D.C: Mire ya que termino yo los primeros 3 años de la primaria seguí el resto de la primaria en Mier y Noriega y un tiempo en Monterrey, una parte de la familia se vino a trabajar. Mis hermanos mayores y mi madre, con ellos llegamos a Monterrey pero todo era muy difícil para nosotros sobre todo el calor y todo esto, enfermedades gastrointestinales, deshidratación, entonces nos regresamos por lo que terminé allá, aquí estudié quinto grado en Ciudad Guadalupe y me regresé a terminar la primaria en Mier y Noriega.
 Tuve la suerte que cuando termino la primaria se abrió la secundaria allá, me tocó ser la primera generación, entonces termino la secundaria y abre la preparatoria doctor Arroyo pero mi padre se oponía a que continuáramos estudiando ya que decía “faltan productores, hay muchos consumidores, ¿te vas ir a estudiar y qué vas a comer?”

Hace falta quien siga trabajando la tierra y yo decía “sí, papá pero estoy aquí, a mí me gusta” pero hay años que sembrabas el maíz, quedaba de 2 o 3 cm y el viento se llevaba las plantitas y no quedaba nada. Entonces habías tirado la semilla, tu trabajo y tu tiempo no cosechabas y yo tenía otras inquietudes,
 desde niño mi padre me inculcó a preocuparme por mi país y mi padre habiendo sido un campesino no analfabeta porque estudió hasta tercer año de primaria, me enseñó la historia de México antes de que yo supiera leer,
 me hablaba de Hidalgo, de Morelos y todo eso entonces yo desde que estaba en la secundaria tenía inquietud esto de estudiar alguna carrera que me permitiera influir en mi sociedad, en mi comunidad, en mi país; que lo que yo hiciera sirviera de algo entonces yo una vez incluso pues tuve un disgusto con él porque andábamos, recuerdo, bueno en una milpa que le llamamos el Potrerito andábamos trabajando estaba muy muy bonito ese año el maíz lo recuerdo muy bien andamos quitando la hierba, entonces mi hermano Jesús y yo le decíamos, “Oiga papá nos queremos ir a estudiar y si usted no nos deja ir nos vamos”, entonces se sintió molesto y nos dijo que no, que no nos iba a dejar ir. Pero pasa el tiempo, yo tendría unos 13 años…

A.H: ¿En secundaria fue?

D.C: Un poquito mayor porque ya había terminado la secundaria, pero recuerdo yo estaba cuidando las cabras y todos lo días me sentía triste y deprimido porque me gustaba mucho el trabajo del campo pero quería estudiar y regresar luego para trabajar con otras herramientas entonces.

D.O: ¿Cuántas cabras le tocaba pastorear?

D.C: Pues tenía unas 150 Cabras, 100 aproximadamente, era grandecito el rebaño.

A.H: Buen número

D.C: Entonces un día mi padre se va a Dr. Arroyo muy temprano y ese día regreso yo de cuidar las cabras porque recuerdo que estaba muy lluvioso ese año y entonces estaba mi madre dándole comer a mi papá porque cayó un aguacero en la tarde y las cabras corrieron a refugiarse en un techo de soporte, entonces mi madre me dice, vente aquí, para que comas con tu papá y ya me dio un caldito de pollo y mi padre se mete la mano a la chamarra que traía y saca sobre la mesa una llave de aquellas que medían 15 cm, de aquellas grandes de puertas antiguas de madera, y le digo “¿Y eso qué, Pa?” “Ya les renté un cuarto para que se vayan a estudiar la prepa a Dr. Arroyo” y esa llave es la que todavía me trae por aquí.

D.O: ¿Y la conserva todavía esa llave?

D.C: No, era de una casa de renta, es una llave que me trae por acá porque me abrió las puertas de la educación, me termino la prepa y ya vengo a Monterrey a estudiar periodismo pero ya desde que estaba en la secundaria tenía esa inquietud y se afianzó en la preparatoria.

D.O: Y en el corrido que nos leyó ahorita, yo diría poema, habla de la palabra que le enseñó su padre y la palabra a final de cuentas es el centro del periodismo, la palabra compromiso que hay. Supongo que ahí es donde se conecta su inquietud política con el periodismo o ¿cómo se va dando?

D.C: Así es, de hecho de mi padre yo aprendí dos principios, no mentir y no robar y pues he tratado de seguirlos desde que recuerdo, desde antes de escribir he tratado de llevarlos a la práctica y recuerdo que cuando andaba de novio de la que era mi esposa que después fue mi esposa y madre de mis tres hijos, yo le decía, oye piénsalo porque aquí yo tengo una forma de pensar que a lo mejor es peligrosa porque si algún día llegamos a tener hijos yo prefiero que algún día me reclamen “por tu culpa pasamos hambres” a que me digan “por tu culpa pasamos vergüenzas”, y ahora bromeo, yo creí que se podía escoger una u otra y ahora creo que les di hambres y vergüenzas.

D.O: (Risas) Bueno no lo creo, ahora el reconocimiento que hay entre los colegas hacia usted es impresionantemente unánime, no es fácil que en un medio donde tanta fricción y tanta competencia existe ocurra que distintas generaciones hablen bien de un colega; es lo que uno suele escuchar cuando aparece una nota de usted; yo me acuerdo que mi caso cuando yo empecé a reportear para Radio Alegría donde yo era el reportero más aburrido de Radio Alegría, había siempre un espacio que usted dedicaba a reporteros como yo o como otros que estábamos empezando para explicar las cosas, “cuidado el gobernador dijo esto entrelíneas”, “mira, busca tal diputado mira tienes el teléfono de este líder del barsón”, los datos de Liliana Flores Benavides usted me los dio, yo la conocí a ella, usted me dijo “búscala a ella te va dar referencias”; esa integridad creo que es reconocida, la integridad que hay detrás del esfuerzo de un periodista como usted de congruente, que implica sacrificio económico.

D.C: Sí, así es, yo creo que desde que uno escoge la carrera
 tienes que pensar de que sea realmente lo que, digo no necesariamente la carrera, lo que va a ser tu ocupación, lo que va a ser tu vida, siempre debes escoger en base a lo que te guste, lo que tú creas que va servirte a ti pero sobretodo que va a servir a los demás, también si uno piensa que pues no es bien pagado este trabajo no la voy a seguir, o ves que hay muchos, hay mucha competencia, igual para todas las carreras yo siempre les digo a los jóvenes estudiantes que se escoge en base a lo que te nace, lo que tú quieres ser y el pago no es el dinero, son las satisfacciones que vas encontrando no las buscas tú, esas las encuentras. Hace unos meses a raíz de un problemilla laboral que tuve con La Jornada me pregunta un periodista de Reynosa en una entrevista telefónica para radio “¿qué cobertura, qué trabajo te dejo más satisfacciones en estos 22 años con la Jornada?” y no lo pensé mucho porque luego, lo siento, no acostumbro a veces hablar reflexivamente, más que todo lo que me nace entonces le digo pues mira no son los trabajos que me pusieron en primera plana porque muchas veces esto es circunstancial. Me viene a la mente ahorita por ejemplo que a raíz de la tragedia del Casino Royale una persona publicó en su muro de Facebook: ¡Gracias Dios mío! Me llevé la de 8 en mi periódico entonces yo digo pero cómo es posible que esta persona no se dé cuenta que no es ella, que son las 52 víctimas las que se llevaron la primera plana. Entonces yo le dije mira fíjate que el trabajo que a mi me deja más satisfacción es una cobertura de cuatro años no de todos los días, se va dando un seguimiento a un caso de más de 200 familias que fueron despojadas de sus tierras de sus casas, destruidas sus animales sepultados con maquinaria pesada, sepultados vivos y sus casas destruidas con explosivos en el municipio de El Carmen en 2003. Ahí se amafiaron los poderes, los tres poderes, el poder económico, el poder político, notarios, jueces, un gobernador, era Natividad. Al paso del tiempo estas familias lograron recuperar sus tierras, el juez y un notario decían que en esas tierras no había familias que eran terrenos en Breña y resulta que esas familias tenían hasta credenciales del IFE con domicilio en la colonia Agropecuaria Emiliano Zapata y bueno les digo esta gente recuperó sus tierras y en la noche del 24 de diciembre de 2007 llegó un mensaje a mi celular de una de las familias desde una señora que padeció este despojo, ese atropello y me decía gracias a usted esta navidad la paso otra vez en mi casa. Y claro no era sólo su servidor eran varios compañeros y pero sobretodo la lucha de ellos o sea nosotros como periodistas y la sociedad no se puede decir, no vamos a inventar hechos nosotros nomás somos testigos y la pasamos al costo. Estuvo en esa cobertura Adriana Estela Flores, Raymundo Pérez Arellano, Raúl Rubio y algunos otros compañeros y claro a otros no los juzgo porque a lo mejor ellos fueron una vez y no los publicaron, les decían no nos interesa eso y ya no fueron.

D.O: Claro, son historias que nunca llegan a la primera plana además que haya sangre o cosas así. ¿Cómo le ha hecho para blindarse de ese cinismo que parece una enfermedad, a veces hasta inevitable en el periodismo conforme pasa el tiempo y conforme vas teniendo muchas experiencias y una tras otra, experiencias trágicas, fuertes y hay colegas que pueden perder la perspectiva de los acontecimientos, no porque sean malas personas sino por la dinámica en la que se hace el periodismo, cómo mantener esa humildad, esa perspectiva y no caer en el cinismo?

D.C: Mire yo quiero decir que yo empecé en El Porvenir ¿verdad? El 29 de noviembre 1982 y pocos meses después empecé locales y me mandan a cubrir nota roja es una cosa terrible cubrir nota roja porque un día me toca ir a, fue de mis primeros, mi bautizo. Me mandan a cubrir algún accidente de carretera, se volcó un autobús de transportes Tamaulipas acá por rumbo de Santiago, hubo seis o siete muertos, y es terrible porque se mezcla el olor de la sangre con el aceite y todo, miraba yo juguetes, medicinas, artículos personales, entonces todo eso te hace pensar a ti todo el drama de personas que vienen a curarse, que vienen a ver a familias y les pasa una tragedia así. Yo dije, esto es muy duro verdad tener que atestiguar esto, sobretodo porque cuando tu llegas no sabes si entre las víctimas hay conocidos, hay hasta familiares porque esos autobuses son los que van al sur del estado. La gente toma esos autobuses de Dr. Arroyo para acá ya después vi que era de ciudad Victoria, de donde iba o venía ese autobus, pero si te duele todo esto y después fui yo cubriendo la nota roja y cuando estaba redactando la nota me sentía como juez porque yo decía este fulano ya está preso, ya está detenido. (D.O “¿El chofer?”) No, me refiero otros casos, a otros casos, cualquier otro caso policíaco, judicial, entonces tú dices bueno dicen que es un asesino, un violador, ya sabemos cómo se las gastan nuestros investigadores para inventar y seguir así es entonces yo me sentía mal bueno qué hago, decir que es presunto culpable, que se le acusa de esto y yo trataba de también darles voz a él. Aunque ya también sabemos que dicen que todos los delincuentes son inocentes. Híjole entonces cómo le haces ahí si no tienes todos los elementos pues bueno nomás ponen lo que me dicen y tratar averiguar; a veces iba a las colonias a las casas donde vivía a hablar con su familia, todo eso. Tratar un poco de darle más contexto y ser un poco más justo en este trabajo, entonces le decía que primero yo quería salirme de esto, de la nota roja y hasta del periodismo, primero pedía mi cambio porque sentía todas estas emociones y decía yo no estudie para eso. Entonces hablé con la jefa de locales de El Porvenir que era Nelda Mier, le dije “Oye Nelda fíjate que te quiero pedir un cambio de sección porque no estoy a gusto yo” y ella me dice “Tú crees que yo voy a desperdiciar uno de mis reporteros de locales para que tú te vengas a locales y mandarlo a él a policía.” Yo me molesté le dije que no menospreciara fuente, que no era nada fácil que estaba equivocada si creía que iba mandar a los malos reporteros a cubrir el policía, es mejor decir no te sirvo yo me voy y la verdad es que me dijo eso y yo lo tomé como un reto y el destino me dio la fortuna que se presentan caso policíaco político cuandocayó al penal Beto Anaya entonces yo que cubría juzgados.

( D.O: Puedes poner en contexto nada más para que el auditorio sepa.)

Si claro, Alberto Anaya líder de Tierra y Libertad desde aquellos años 1984 por ahí…

(D.O: Con una tendencia entonces maoísta así es expropiación)

Así es, él acusó públicamente al gobernador que estaba, al gobernador Martínez Domínguez que estaba cometiendo irregularidades en la construcción de la presa Cerro Prieto. Lo llamaron a cuentas lo metieron en el penal. Entonces a mi me tocó hacerles esa cobertura y los primeros días mandaron una compañera y bueno yo creo que no es lo mismo cuando no dominas los términos jurídicos y todo esto, así es que la quitaron pronto y me dejaron mí y eso fue lo que me sacó a la nota del local.

(D.O: Y ahora la nota policial y la política son casi la misma.)

Sí, entonces en esos mismos días no sé si antes o después del caso de Beto Anaya, creo que fue antes, me dicen “Oye te animas a hacer un reportaje sobre la muerte de Oscar Torres Mancardo”, que era presidente del Congreso del trabajo y líder del sindicato petrolero, murió en un accidente en la carretera que va de Puebla a Veracruz. Le dije sí, me dijeron que era algo peligroso ten cuidado, les dije no hay problema.

(D.O: Un accidente entre comillas.)

Sí, un accidente que decían que pudo ser provocado y se lo atribuían a la Quina, nunca se comprobó eso. El hecho es que yo me aviento a hacer el reportaje y yo sinceramente pensaba que la jefa quería que yo la regara para correrme, yo me sentía así tan presionado que dije no, pues voy. Me tocó irme en avión, yo los aviones solo los conocía en el aire no los conocía ni en tierra, me tocó ir a México en el avión y ya de ahí en autobús. Regreso, yo hice edición una serie de reportajes y algunas notas diarias las dicté por teléfono y yo apenas tenía como siete meses, nueve meses en El porvenir de reportero entonces me topo al maestro Silvino y ya que regreso a Monterrey me dice oye te felicito, ¿por qué, maestro? le contesté. Fíjate que por tus notas, ¿cuáles? Pues las veces que te llevaste la primera, le dije yo ni he visto el periódico, yo mandaba y no sé, las dictaba por teléfono, dice yo no había visto que un novato se llevara la portada, le digo no pues ha de ser para justificar el gasto que están haciendo, para presumir que tenemos un enviado verdad. Total me llevé unas notas en primera y luego hice reportajes allá sobre la situación de los trabajadores transitorios de Pemex todo eso, una serie de trabajos que ya redacté acá. Cuando estaba en la nota roja primero pedí el cambio porque no me gustaba y después lo pedí con urgencia porque ya me estaba gustando.

(D.O: Se vuelve uno adicto a esa adrenalina.)

Sí, o sea yo hablaba con los de la cruz verde, la cruz roja, ¿mi jefe qué hay? No, no hay nada, y con perdón pero decían no hay ni un pinche muerto y para ellos no valía la pena cuando no había muertos y yo desgraciadamente empezaba a sentir lo mismo o sea que si no había muertos no valía la pena tu trabajo del día yo para justificarme me decía es que yo no quiero que pasen las cosas, yo lo que no quiero es que se me pasen a mí.

* * *

AH: Estamos aquí otra vez en cabina con David Carrizales en Los perros románticos, con Diego Osorno y yo, estábamos platicando de todas las historias de David desde que era pequeño y me vino a la mente cómo en la vida cotidiana podemos tener la palabra y ser superhéroes de la vida cotidiana y dar voz a los que no tienen. Recordé una historia de Radio Ambulante, que habla justo de esto en una historia de Argentina. Es un héroe cotidiano que decide salir a la calle y cambiar las cosas y la presenta Agustina Graso, el superhéroe se llama Mengano, dando alusión a Mengano, Fulano y Perengano que todos y todas podemos hacer algo por nuestro país, por nuestra comunidad entonces aquí David en tu honor te presentamos la nota del superhéroe.

Regresamos, una gran crónica de Radio Ambulante, este equipo de Daniel Alarcón y Carolina Guerrero que cada semana Los perros románticos nos comparte una crónica seleccionada por Ana Lucía Heredia en esta ocasión. Y ahora con este personaje quijotesco ¿no? Como Mengano, mientras estábamos escuchándola David usted nos comentaba que recordaba algunos Menganos superhéroes de las calles de Monterrey pero yo no recuerdo ninguno parecido.

D.C: Sí, hace algunos años había un personaje que se hacía llamar el Solitario, ya no recuerdo muy bien porqué, era la idea de hacer justicia. No lo recuerdo muy bien pero creo que todos los pueblos tienen un superhéroe así. Ahora más reciente anda por ahí el Centinela Urbano, es un personaje que participa en movimientos sociales, en luchas políticas y super sol relacionado con el PRD, super barrio allá en México como que fue una imitación de super barrio.

D.O: Bueno uno de los principales líderes de la izquierda en México también es un enmascarado, Marcos, no es tan Mengano.

A.H: Ahorita que estábamos escuchando, cuando mencionaba él a su familia y recordando también las historias que nos habías contado me salió la duda, ¿qué piensa tu papá? Después de que fue un no vayas a estudiar, aquí esta la llave y después las primeras planas, ¿qué piensa, qué ha dicho?

D.C: Bueno de hecho en 1991 me tocó cubrir una gira de Carlos Salinas de Gortari a Mier y Noriega y era la primera vez que un presidente a Mier y Noriega entonces resulta que yo recién casado iba con mi esposa y yo me fui al evento que se realizó en la pista de aterrizaje de las avionetas que llegaron ahí a Mier y Noriega allí había una pileta a la que se transportaba el agua desde el pozo el francés es así se llama el lugar donde hicieron un pozo para dotar de agua potable a Mier y Noriega, bien pues resulta que se hace la ceremonia, se abre ahí la válvula y sale el chorro de agua, preciosas las fotos y todo entonces llego yo a la casa de una tía donde se había quedado mi esposa, mi tía Juana Carrizales hermana de mi padre, tiene una tienda y en la plaza principal entonces mi esposa le estaba ayudando a atender el negocio y resulta que me dice fíjate que llegaron dos ingenieros empezaron a platicar oye como le hicieron para terminar la obra de agua potable si apenas hace unos días decían que ni para cuando iban a terminar para la inauguración, pues fíjate que no terminamos. ¿Cómo le hicieron? pues con una pipa llegamos la pileta. (Risas) Entonces ya cuando se hace la ceremonia oficial de inauguración estaba el gobernador Sócrates Rizo y Salinas pues dice el agua de arriba viene con una pipa y pues yo hago la nota. (D.O: ¿Para la Jornada?). No, yo en ese entonces estaba para el Diario de Monterrey; entonces pues yo publiqué que me llamó la atención un detalle cuando abren la llave casi tumbaron la garza que estaba conectada a la pileta para extraer el agua, estaba provisional, hice la crónica, todo que había sido un engaño y ya le está costando trabajo al director del ISSTE LEON que era la empresa del gobierno estatal la responsable de dotar agua potable a la zona rural del estado. (D.O. ¿No sólo costó al final?) No, no, creo que si permaneció, si se quedó pero pues si le obligaron a agilizar y gracias a esa nota y su escándalo, en los pocos días se terminó la obra que quizá hubiera estado más tiempo. Entonces contaba mi padre que la señora de ahí del pueblo le hace gracias a su hijo nos pusieron el agua potable. (Risas) Pero fue una curiosidad de mi corresponsal me dijo como había estado allí el engaño. Eso es muy importante la colaboración de la gente.

D.O: Lo que preguntaba Ana Lucía es interesante, ¿cómo ve su papá ahora?

D.C: Ahora sí entonces mi papá contaba eso de que él se sentía obviamente orgulloso de que yo hubiera… (D.O.: También es un productor usted, un productor de situaciones de conocimiento) pues sí pero en verdad que lo quiero hacer literal también Diego, es algo que últimamente me he puesto a reflexionar o sea lo que hemos logrado como periodistas sin querer, a mi me ha conectado con proyectos que son muy interesantes yo creo que ofrecen una salida a la situación que estamos viviendo. Hay cultivos que se han descuidado por muchos años yo no sé si de forma deliberada o por falta de conciencia de los responsables de las áreas de agricultura, de ganadería y pues esta situación también de crisis económica, de desempleo, de carestía de que le están apretando a la gente por todos lados, abre la posibilidad de que se impulsen otro tipo de iniciativas. Pongo un ejemplo en la ciudad el consumidor recibe los productos muy caros ahorita estamos viendo está pasando lindo con el frijol en Zacatecas se lo quieren pagar al productor $6.50 y para venderlo de 15 a 18 cuando muy económico y está barato porque llegó a estar a $30. Yo digo, por qué no me impulsar asociaciones que pueden ser cooperativas sobre el nombre que le quieras dar o la figura que le quieras dar para organizaciones de consumidores en la ciudad y organizaciones de productores en el campo porque como les digo hay plantas, por ejemplo la moringa que yo estoy pugnando porque se cultive de forma masiva.

(D.O: ¿Por qué ahorita está ahí como medio anárquica no?)

Ahorita de hecho, hay biólogos que no la conocen ni de nombre en cambio es una planta que ya ahorita la Facultad de Agronomía la está promoviendo desde hace cuatro años desde 2009, 2010, el doctor Emilio Olivares que es el director del Centro de Agricultura Protegida ha estudiado bastante las propiedades que esta planta ofrece yo por… (D.O: ¿Y a usted le interesaría meterse a la producción o escribir sobre eso?) Por lo pronto he escrito, yo tengo un blog donde ese tema está teniendo más visitas, ahorita junto con otros sobre la tendencia al separatismo aquí Nuevo León. (D.O.: ¿Puede compartir la dirección del blog?) Se llama Correrías Periodísticas, así pueden buscarlo y mi nombre David Carrizales. Esta planta de la moringa tiene un crecimiento impresionante, en un año esta planta puede crecer 7 metros. Y la podas y entre más la podas más crece.

(D.O: ¿Qué propiedades se le están descubriendo?)

Ya analizada por la gente de la Universidad de Agronomía y algunos laboratorios de otras universidades en la UNAM también han estado estudiándola, tiene muchas vitaminas: vitamina C, vitamina A se le ha encontrado que ayuda a problemas de alta presión, de artritis, ayuda en la cuestión de hasta el ánimo cuando tú la consumes te cambia el estado de ánimo como antidepresivo. Es como relajante, porque sí te ayudan en dos funciones básicas del organismo que son el aparato digestivo y aparato circulatorio, además de problemas con el estreñimiento.

D.O: Y es una forma de sacar la vuelta, como estas farmacéuticas exactamente todo lo ven con lucro, ya las declaraciones recientes del director de una de las más importantes en Europa decía al País España “no hacemos medicinas para que las usen los indios sino para la gente que tiene dinero”, así tal cual lo ha declarado abiertamente.

D.C: Así es, esta planta también por ejemplo moringa tiene una cualidad que ayuda mucho en la alimentación del ganado, se ha comprobado que tiene una producción de un rendimiento 30% superior al de otros alimentos para el ganado. (D.O ¿Entonces le interesa digamos regresar a la producción?) En cierta forma a lo que decía mi padre. (D.O: ¿Pero no está decepcionado del periodismo?) No, no, no, yo de hecho le diría a los jóvenes estudiantes ahora que tuve un problema con La Jornada, que me sacaron del periódico después de 22 años, yo estuve por el régimen de honorarios y siempre me daban un contrato anual, y el último que tuve el 2013 me lo dieron por seis meses y yo sentí que ya estaban preparando el terreno. Después de una lucha que tuve que dar yo públicamente para lograr una indemnización justa, lo más apegado a lo justo, tuve que hacer una protesta en la ciudad de México, frente al periódico y me dio mucho gusto porque veo una jovencita como de 17-18 años quizá 19, nada más que por su complexión física, delgadita chaparrita se miraba de menos edad, quizá tendría unos 20. Entonces le digo, ¿Usted es estudiante de periodismo? Porque se bajó con una cámara para tomar fotos y me vio con una pancarta y empezó a tomar fotos. Entonces le digo que porqué se bajó a tomar fotos y me dijo que quería saber por qué estaba ahí, entonces ya cuando le cuento yo mi caso, le digo que si no se siente decepcionada del periodismo porque yo que tengo 31 años me veo obligado a hacer esto. Entonces me dice que no y yo le dije que yo tampoco, y esto que estoy haciendo no quiero que sirva para que ustedes vayan a pensar de qué sirve tanto año para terminar así. Y es que les digo todos estos años así como esta historia que les compartía hace un momento de estas familias que recuperaron sus tierras gracias a su lucha y al acompañamiento que les dimos porque también si la gente hace cosas y nadie se entera fuera de los que están involucrados pues no pasa nada. Los medios, es muy importante el papel que tienen. Entonces le digo, yo no me siento decepcionado del periodismo quizá un poco sí, pero siento que ahora hay la fortuna, la facilidad de que se puede ejercer el periodismo desde una página, de un blog, de Internet, y de todo eso. O sea esa pasión siempre la vas a tener. Hay publicaciones alternativas y bueno quizá ya no te dé para vivir pero ahí hay otras iniciativas que se pueden tomar y en este caso yo lo veo pues no como un lucro, si como la forma de que te puede dar para vivir tranquilamente sin preocupaciones pero sin ambiciones así de que te vas enriquecer. Por eso quiero yo llevar este mensaje de que se pueden hacer ese tipo de iniciativas, hay gente que en Galeana por ejemplo, esta sembrando nopal-verdura y así hay en Colombia, en los países andinos más que todo pero Bolivia, Ecuador, una planta que también es casi desconocida se llama Yacon y ésta tiene un uso específico para la diabetes porque donde más la han investigado es en Japón. Ayuda a controlar la diabetes porque produce una sustancia que se llama inulina que hace que el organismo busque su propia insulina, el que tiene insuficiencia. (D.O: ¿De todo esto está escribiendo en su blog? Obviamente hay radioescuchas a los que les va a interesar.) Eso lo quiero compartir también, ahorita todavía no tengo un artículo de eso porque esa planta es para lugares de más de 1500 metros de altura y clima templado y frío entonces yo creo que el sur del estado por ahí porque Galeana es óptimo para este cultivo y yo creo que se puede iniciar. Decían, he visto por ahí reportajes en Youtube, a una familia que antes sembraba los cultivos tradicionales, maíz, etc., que te dan un rendimiento de 2, 3, 4, 10 cuando mucho de toneladas por hectárea, ésta te da 100 y hasta 150 porque es como un tubérculo, como si fuera papa o camote, te cuesta un dólar el kilo y lo están exportando a Europa y sobre todo a Japón, entonces yo creo que se puede promover eso.

D.O: Y todo eso obviamente es al margen a veces hasta del gobierno, porque se trata de crear nuevas redes comunitarias, comunidades que participen en esto. Tenemos un gobierno que creé que es correcto que un policía gane el doble que un maestro
 de Nuevo León entonces bajo este principio, pues ya todo los demás espacios de mejoramiento social comunitario pues seguramente son muy mal valorados.

Y bueno, pues estamos ya por cerrar, sí Perros Románticos yo creo que usted es el perro más romántico que ha venido a este programa, ya no hubo tiempo de hablar de los boleros que ha compuesto también para cantantes como Salomón Robles que a lo mejor si tiene suerte en algún momento va a cantar alguno de los boleros que ha escrito. Pero bueno pues muchas gracias y finalmente ¿algún mensaje que quiera dejar para la gente que está escuchando esta conversación?

D.C: Pues un poco con lo que iniciaba y sobretodo dirigido a los jóvenes que están empezando o que están estudiando la carrera de periodismo, sé que es una carrera muy hermosa y que hay que quererla y respetarla mucho. Tan hermosa cómo trabajar en campo. O sea también se pueden hacer muchas cosas y el que quiera ser famoso, eso es irrelevante, como dicen a veces el que no puede ser que quiere y a veces tú sin querer te toca.

A.H: Hay que voltear otra vez a ver la tierra y al corazón, hablar del corazón como usted lo ha estado haciendo en todo el programa.

D.C: Siempre he sido así, quizá ese modo de ser me evita muchos problemas porque tengo una regla de lo que escribo es porque lo puedo firmar, lleva mi firma y lo que digo es porque lo puedo sostener y si lo digo en público o lo digo cuando no está una persona presente es porque se lo puedo decir a esa persona, si no, no lo digo. Eso me ha evitado muchos problemas pero me ha provocado otros también, pero pues así soy.

D.O: Muchas gracias, gracias radioescuchas, gracias Ana Lucía Heredia y al periodista cabal, David Carrizales que estuvo hoy con nosotros en Perros románticos, buenas noches .


Comments

comments