¿Qué hay de especial en una papelería entre cientos de papelerías?

 

Por Mariana Treviño & José Ignacio Hipólito

 

Es difícil ignorar el movimiento y la cantidad de personas que entran y salen por la reducida puerta de la enorme papelería La Hidalgo, que aunque cuenta con un par de sucursales en el Centro, sigue manteniendo la matriz sobre Allende, entre Juárez y Colegio Civil, con más de 30 años funcionando en el mercado.

La cantidad y variedad de productos que se pueden encontrar en la papelería consta de un amplísimo espectro que incluye artículos para escuela y oficina (desde sencillos lápices, hasta archiveros y guillotinas), regalos, envolturas, perfumes, bonetería, mercería, juguetes, hilos y estambres. A precios accesibles y ajustando los costos a las denominaciones de menudeo y mayoreo.

Una de las características de La Hidalgo es que cuenta con proveedores de muchas tiendas que empezaron como negocios pequeños y que yacen en colonias por toda el área metropolitana de Monterrey. Algunas envolturas de regalos las traen de una fábrica pequeña en San Nicolás, los sobres de papel vienen de un negocio en Guadalupe y las bolsas de celofán de un proveedor local que reside en la misma colonia Centro.

Las paredes y los techos blancos se adornan con las muchas muestras de productos que se exhiben: las manualidades terminadas, las dimensiones de los pliegos de papel, los tamaños de los sobres y el material didáctico prototípico. Son muchos los pasillos que en forma laberíntica van cifrando la vasta mercancía que manejan, otorgándole al cliente un recorrido muy colorido y entretenido entre banderas, pelotas, listones y moños de lazos complejos.

En el pasillo de las bolas de unicel y de los ojitos movibles, entre unos estantes donde se muestran los distintos tipos de diamantina ultra-brillante, traslúcida o en un pegamento de diferentes colores que se venden por gramo y kilo, camina la profesora y directora de jardines de niños, Laura Cecilia Ramírez.

La maestra Ramírez compra en La Hidalgo todo el material que necesita para la escuela cada ciclo escolar porque “es lo más barato. A pesar de ser una papelería tradicional, tienen servicio de entrega para cosas grandes. No tienen mucha publicidad, pero … el encargado se llama Pablo. Inclusive la dueña ahí está arriba vigilando que todo se haga bien. Nosotros venimos principalmente por la papelería. Muchas escuelas venimos aquí y compramos todo el material del jardín: papeles, crayolas, diamantina, pegamento… todo”. 

Comments

comments