La iniciativa de reforma hacendaria que propone el Gobierno Federal, es una propuesta que fue formulada por comerciantes y empresarios disfrazados de políticos. ¿Cómo es posible que quieran atentar principalmente contra las clases medias y trabajadoras del país? Me gustaría recordarles a quienes son responsables de estas propuestas, que la clase media de este país es quien actualmente genera el empleo de las clases trabajadoras, es esta clase la que con esfuerzo, ingenio y el sacrificio de estudios logra crear empresas que son fuente de ingresos para millones de familias. ¿Cómo es posible que se quiera subir la tasa del ISR del 30 al 32 % para personas físicas si es un hecho que es ya significativamente alta?, ¿cómo es posible que el gobierno sea el socio de casi una tercera parte de las utilidades de la gente creadora y generadora de empleo?

Este porcentaje de impuesto debería ser aplicable solo para medianas y grandes empresas y debería de ser otra tasa muy distinta a las que se aplique (en cuestión de menor porcentaje) a las micro y pequeñas empresas. Además de que el porcentaje menor de impuestos sea argumento para motivar el crecimiento de la empresa y que a su vez fomente la creación de más fuentes de trabajo. No se vale echarle la carga pesada del aparato burocrático a quiénes representan, en proporción, el sustento de las clases trabajadoras. Otra cuestión que no entiendo en su posible aplicación, es que debido al entorno social, político y público-educativo que actualmente se encuentra en nuestro país, y que para colmo, rectifico ¡no es nada factible!, es que tengan la intención de querer gravar con el IVA las cuotas de colegiatura, sabiendo que miles de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y que aproximadamente 17 estados del país en el ramo de la educación pública se encuentran sin docentes y en paro de labores.

A quienes proponen esto les recuerdo y les aseguro que es sumamente difícil para la mayoría de los mexicanos dotar de educación de calidad a nuestros hijos, ¿cuántos padres y madres de familias literalmente se “sacrifican” y se quedan prácticamente sin un centavo con tal de entregar a sus hijos el legado de la educación?, ¿cuántos profesionistas hipotecan sus primeros ingresos como empleados o como emprendedores de un negocio, sin que se les de el mérito de los sacrificios de desvelo, estudio y trabajo becario al cual fueron sometidos para lograr con mucho orgullo el tan anhelado título profesional? ¿Por qué el gobierno quiere e insiste en hacer aún más difícil esta tarea? Lo único que tal vez justificaría en este ramo es que cuando una Empresa Socialmente Responsable (ESR) otorgue una beca educativa como prestación al empleado o a uno de sus condescendientes, esta sea totalmente deducible de impuestos, igual que las aportaciones a las asociaciones civiles de beneficencia. Lo único que tal vez sea un buen impuesto, debido a los graves daños a la salud y el gasto que representa para el gobierno en cuestión de manutención de los enfermos, es el impuesto aplicable a las bebidas con altas concentraciones de azucares y endulzantes artificiales, aunque la verdad no creo que esta medida contribuya en algo significante para que dejemos de ser un país de obesos.

Creo que este impuesto esta fuera de una crítica negativa ya que de raíz está encaminado a poner un freno al consumo de estas bebidas. Otra de las propuestas de impuesto del presidente Enrique Peña Nieto, es el de gravar con IVA todas las ventas y rentas derivados de inmuebles, lo que ocasionaría que las personas que estén luchando a base de esfuerzo por hacerse de un hogar y un patrimonio ahora tengan que otorgarle al gobierno un 16% de su pago, y para los sujetos que no cuentan con posibilidades de poder obtener una vivienda, la renta de los inmuebles aumentará la cuantía que represente el IVA. A mi consideración, debido a sus propuestas, exceptuando el impuesto al alimento de mascotas que no merece una discusión de fondo, considero que el presidente y sus colaboradores están viendo a los ciudadanos como clientes o como una fuente de ingresos. Quieren obtener recursos por donde sea y como sea, me imagino que extrañan en demasía cuando las máquinas de hacer dinero del Banco de México se encontraban en Los Pinos. No se vale hacer las cosas más difíciles para los ciudadanos que más aportan. Al presidente Peña Nieto le recuerdo una frase célebre del que fue Presidente de los Estados Unidos de América, Abraham Lincoln EL GOBIERNO ES DEL PUEBLO,POR EL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO.

No quieran convertir a nuestra hacienda pública en una S.A.

Comments

comments