Por María Fernández

Si empezáramos por la pregunta obvia, entonces sería por qué una niña está sujetando un arma. La respuesta es simple y confusa: porque las leyes de armas en Arizona —y en Estados Unidos— así lo permiten. De acuerdo con las leyes en Arizona, la edad mínima para practicar en campos de tiro es de 8 años.

¿Hasta qué punto usar armas es divertido? Al parecer, para un lugar como Bullets and Burgers, el hecho de poder combinar los dos elementos en un sólo lugar es algo muy divertido, sobre todo para los menores de edad, quienes seguramente piensan que es el mejor parque de diversiones. Con los recientes hechos de la accidental muerte de un instructor, ocasionado por una niña de 9 años, resurgieron ciertas dudas de si es posible combinar armas y entretenimiento.

En el estado de Arizona está prohibido que los menores tengan posesión de armas, a menos que estén acompañados por un padre de familia o instructor. De ahí que surjan escenarios donde se permite abiertamente que los niños vayan a tirar a campos abiertos. Ciertamente la ideología de que los niños disparen armas es aceptada en los Estados Unidos y deja a consideración de cada estado la edad y el tipo de actividades que son legales en cuanto a armas se refiere. Sin embargo, no hay leyes que protejan a los niños de accidentes de esta naturaleza.

Se pueden cuestionar a distintas personas, como a los padres, por permitir que su hija de 9 años practique tiro con una Uzi, así como también se puede cuestionar al instructor por dar ese tipo de arma a la menor. Lo que es cierto es que otro de los elementos que se deben culpar es a la falta de sentido común de una sociedad que considera “divertido” que los infantes estén usando armas.

Esto es sólo una de las capas que envuelven la problemática situación que hay en la actualidad en cuanto a la posesión de armas en Estados Unidos. Para algunos, el hecho de poseer un arma es un tema de libertad, pero cuando no hay regulaciones fuertes, entonces se pone en riesgo la seguridad de la sociedad. Una población de individuos armados es una más fragmentada y vulnerable. Y una cultura de armas promueve un temido individualismo.

Johnny Cash – Don’t Take Your Guns To Town

http://youtu.be/KMMp_llzBT4

Comments

comments