Por Anali Domínguez Martínez

Diego Enrique Osorno, en su libro Contra Estados Unidos. Crónicas Desamparadas, nos habla sobre la Caravana por la Paz, en la que acompaña a sobrevivientes y familiares de personas desaparecidas y que han sido víctimas de la guerra contra el narcotráfico.

A través de una ágil narración periodística, el autor nos ofrece el más completo panorama que viven las personas que conforman la Caravana que atraviesa el territorio estadunidense.

Es increíble ver cuál es la situación tan crítica por la cual como mexicanos y como sociedad estamos pasando hoy en día; el ver que la violencia no termina sino que, al contrario, se agrava cada vez más. ¿Y gracias a quién? A ese gobierno tan nefasto e imperialista y neoliberal.

Realmente esto parece una novela de terror o —¿por qué no decirlo?— algo más grave aún. Al gobierno no le interesa cuántos humanos mueren o desaparecen en el día, es decir, ocultan sistemáticamente el número de víctimas. O como lo menciona el autor: “Cómo el narcositema nos oprime como sociedad”.

Dentro de toda la obscuridad se logra observar una luz muy a lo lejos, y es cuando Javier Sicilia, líder del movimiento de la Carava por la Paz, junto con otros mexicanos activos y heridos por el narcotráfico, deciden confrontar al país más poderoso: Estados Unidos.

En agosto y septiembre de 2012 deciden recorrer catorce estados de la unión Americana para hacer escuchar su dolor y su repudios. Ahí es donde se logra ver la solidaridad de distintas personas y organizaciones.

En el libro Contra Estados Unidos Crónicas Desamparadas el autor nos da a conocer la postura del poeta Javier Sicilia, sus convicciones anarquistas a raíz del golpe tan fuerte que el narcotráfico causó en su familia con la muerte de su hijo.

Diego Osorno nos abre los ojos con las crónicas escritas en el libro, y también nos muestra cómo es que el gobierno y los bancos están coludidos con el narcotráfico, al igual de lo fácil que es conseguir armas en Estados Unidos, casi como si fueran chicles.

En cuanto a mi opinión: puedo decir que los títulos elegidos para cada crónica son muy acertados, pues van acorde a los hechos que acontecen durante cada parada de la Caravana por la Paz.

Comments

comments