Entrevista a Verónica Leal

Por Staff El poder de la Silla

 

El equipo de investigación del documental El poder de la Silla, entrevistó a casi un centenar de personas para que, abiertamente o en privado, relataran la forma en la que Nuevo León ha sido gobernado en los años recientes.

 

***

 

Verónica Leal: Me llamo Verónica Leal. Soy regia y no sé qué más sea necesario. ¿Nada más?

 

Staff: ¿Tú por qué crees que alguien está interesado en llegar a la silla del poder?

 

VL: Yo creo que la pregunta lo dice: creo que porque está interesado en tener poder. ¿Y qué más interesante que el de todo un estado?

 

S: ¿Y qué tanto crees que tiene que hacer uno para llegar hoy en día al poder?

 

VL: Yo creo que para llegar al poder, así a estas grandes ligas, cuando estás interesado en eso, no creo que sea necesario hacer mucho. Ya viene de mucho tiempo atrás. Creo que las cartas están como ya dadas a cierto grupo de gente. Entonces, no creo que ningún ciudadano común pueda llegar a serlo.

 

S: ¿Y crees que antes era igual o distinto?

 

VL: Sí, toda la vida.

 

S: ¿Y la gente cambia cuando se sienta en la silla del poder? Esa es la primera impresión general de eso. ¿Tú qué piensas?

 

VL: No es precisamente que cambie, sino que tiene mayor facilidad de hacer lo que tenga dentro de sí. Entonces creemos que cambiaron, pero los intereses van siendo más claros y tiene la oportunidad de hacer las cosas con mucha facilidad.

 

S: Claro. El poder es como un ente desde donde las características de uno se amplifican. Si eres muy humilde, se amplifica tu humildad. Si eres engreído, pues…

 

VL: Claro. Si eres corrupto, bueno…

 

S: Entonces, ¿la silla del poder corrompe?

 

VL: Sí, y creo que también que desde antes de que estés sentado, ya eres alguien con la tendencia a ser corrupto.

 

S: ¿Cuál crees que es el poder que da la silla a la gente que se sienta en ella?

 

VL: Creo que la silla da el poder de controlar, de mover, de hacer, de la forma que… no nada más que uno desee, sino… Para estar en la silla, creo que… Hay muchos intereses, pero también hay mucha gente que maneja… No es nada más quién esté sentado, sino que hay un grupo de gente que mueve quién va a estar ahí.

 

S: ¿Te has visto alguna vez seducida por la presencia de un político?

 

VL: No, jamás. Jamás me he visto interesada en seguir o ser seducida por la imagen de algún político.

 

S: ¿Le has pedido alguna vez un favor a un político?

 

VL: Nunca he pedido ningún favor [pausa]. A ningún político.

 

S: Ni a nadie.

 

VL: Ni a nadie [risas].

 

S: ¿Por qué crees que los políticos roban?

 

VL: Yo creo que los políticos roban porque estando ahí en el poder tienen la facilidad de hacerlo. Es extraño, porque quien está ahí no creo que tenga la necesidad de hacerlo, de robar, porque estando ahí nadie es —suena feo lo que voy a decir—un muerto de hambre. Al contrario. Pero es la avaricia, la necesidad de tener más. Y tienes y necesitas más. Y dejar ya bien sentados a los que siguen, a los suyos.

 

S: Según tú, ¿qué características debería tener un buen político?

 

VL: Un buen político… Creo que la característica principal es entregarse a su pueblo. Luchar por los intereses y los derechos de su pueblo y representar a los ciudadanos, ¿no?

 

S: Si tuvieras a un ex gobernador de frente y a solas, ¿qué le dirías o qué harías?

 

VL: Le diría que saque el manual. Porque lo que está pasando ahora, lo que estamos viviendo ahora, es consecuencia de todo lo que ellos han hecho, y sin duda de cosas que vienen arrastrando desde antes de los que tal vez conocemos. Yo, de los primeros que me acuerdo, y era a lo mejor bebé, pues era Alfonso Martínez Domínguez. Era bebé y me acuerdo… Pero es una historia que venimos arrastrando.

 

S: ¿Qué opinión tienes del gobierno de Rodrigo Medina?

 

VL: Pues igual, es una consecuencia del anterior. Que no sé, que estamos “¿Qué es lo que va a pasar?, ¿qué es lo que viene al futuro?”; es más incierto que nunca. Siento que es un gobierno que está corrupto por muchos medios.

 

S: Si Nuevo León fuera una empresa, ¿tú invertirías tu dinero en ella?

 

VL: No, no invertiría mi dinero en Nuevo León. Y creo que de hecho es el problema, que quien gobierna al estado ve al estado mismo como una empresa en donde sus gobernantes son empleados de la iniciativa privada.

 

S: ¿Te gustaría sentarte en la silla del poder?

 

VL: No me gustaría sentarme nunca en la silla del poder.

 

S: ¿Por qué?

 

VL: Porque formaría parte de ese grupo.

Comments

comments