Por Luis R. Garza

Debiendo trabajar en mi propia película, fui a ver No se aceptan devoluciones… 

1- No es una película de Eugenio Derbez. Es una película de Televisa.

2- Lo único que prueba su increíble cifra de ventas es que el mexicano también busca telenovelas en el cine.

3- No, no. Esta no es una muestra de diversidad del cine mexicano. Es la antípoda de diversidad. Esta película servirá como modelo de producción por un laaaargo y doloroso futuro… Para los productores como modelo eficaz de recaudación, para el público como modelo cierto de lo que es “una buena película”… para las distribuidoras como modelo probado de éxito… etc.

4- No, no y no. Por favor, no mamen. La película NO se ve como una “súper-producción hollywoodense”. De por sí el registro digital es mugroso en sí mismo (¿qué acaso de verdad de verdad de verdad ya a nadie le importan las formas?). Un CGI cerdísimo y una subutilización de la Alexa (de por sí, chancluda como ella sola) desoladora.

5- Esta película evade el cine mismo. Esta película no es evasión de una realidad o verdad… Es verdad que esto es lo que el mexicano promedio cree que ve en su vida diaria: las mierderas telenovelas.

6- No. El mexicano no ve lo que quiere ver. El mexicano ve lo que el mercado quiere que vea. Quitémonos esa falacia de la cabeza de una buena vez.

7- Me pesa, de verdad, por Derbez como autor y cómico. Es, de verdad, un genio en lo que hace. Me pesa que la escuela Televisa le haya castrado el talento que nos consta que tiene.

8- No es graciosa. No “hace llorar”. No “te saca de tu realidad”. (De nuevo… por el contrario, te regresa a tu realidad, una en la que estás rodeado de telenovelas).

9- Pa’ ponerme constructivo… ¿Quiere ver BUENAS comedias mexicanas que merecen bastante más su atención, diversión, evasión y dinero? Ahí le van unas sugerencias de comedias mexicanas de las que me acuerdo así, sin esfuerzo, que son serias por ser comedias, y todas muy, muy distintas unas de otras: Conozca la cabeza de Juan Pérez

Pastorela

Adiós mundo cruel

El fantástico mundo de Juan Orol

Tercera llamada

Santitos

10- La realidad del mexicano no son los bloqueos del CNTE, no es Peña Nieto, no son los balazos y los colgados, no son todos esos problemas… Es la televisión.

Comments

comments