Hay un Monterrey que se exhibe y otro que se oculta. La crónica de Gerson Gómez en esta edición 36 de El Barrio Antiguo es sobre el segundo Monterrey, un recorrido por el underground de una ciudad y de una piel que todos compartimos. Durante ese viaje, podemos comprender que el erotismo también es un arma política; cuestión de mirar lo que sucede en el antiguo cine Chaplin.

También presentamos el inicio de Nuestro Grupo, un libro sobre el underground, pero de los ricos de San Pedro Garza García, censurado en los años 70 y que por ello, y por la contundencia de su contenido, se convirtió después en un libro de culto entre ciertos sectores críticos no solo de Nuevo León. En las librerías de viejo de la calle Tacuba, del Distrito Federal, es considerado uno de los libros más vendidos. Su autora, Irma Salinas Rocha, adquirió con él un prestigio de leyenda.

La enorme investigación y la maestría narrativa que hay detrás de la crónica del escritor J. M. Servín sobre Pancho Valentino, un luchador de los años 60, sacrílego y al final de su vida convertido radicalmente entre los muros de agua de las Islas Marías.

En El Ornitorrinco, Claudio Tapia nos habla del lugar que tiene la filosofía en la construcción de una comunidad benigna, Ajaj Morales señala los conflictos elevadas por la construcción del nuevo estadio e Indira Kempis comparte sus reflexiones respecto al problema del transporte público en Monterrey; además, compartimos las palabras dirigidas por Los Aguardantes a la comunidad y la burbuja que flota encima y un poema dirigido a Roy.

Al habla controversial se une Camilo Ruiz con unas palabras respecto al petróleo como producto del suelo y la rlación del pueblo con éste. Y, por supuesto, no faltan la melancolía bella del obituario y el humor doloroso de los cartones. 

buzon@elbarrioantiguo.com

Aquí recibimos sus crónicas, 

comentarios y quejas.

Comments

comments