Título: Corazón de Kaláshnikov.

Autor: Alejandro Páez Varela

Editorial: Alfaguara

Año: 2009

 

Corazón de Kaláshnikov es una novela que converge en un mundo de constantes contradicciones pero con múltiples formas de conexión que nos hace suponer que la realidad es una sola. Vida, muerte, llanto, alegría, tristeza, desesperación, conformismo, etc.; emociones que se mezclan para dar paso a una realidad que le duele al mexicano, pero que con el paso del tiempo se ha traducido en una terrible indiferencia.

Se trata de una obra contextualizada en una ciudad flotante, de paso o de puente entre la miseria y el deseo de una vida “mejor”. Vocablo que pongo entrecomillado porque el vocablo en sí mismo nos muestra una contradicción: ¿cómo puede ser mejor una realidad en donde lo único que puedes rescatar al borde de la muerte, de la locura o de la desesperación, es la dignidad de tu ser como persona?

La trama de cada historia se funde con la verdad y la mentira, la pasión y el deseo, las aspiraciones con la derrota, se trata de una vida que se escapa entre la indiferencia y la melancolía. ¿Cómo podemos perdonar lo que no tiene perdón?, ¿Porqué admitir como “normal”, lo que no puede ser normal?, ¿La desgracia es una nota que ya no duele, lastima o inquieta? ¡No nos abandones, Dios mío!

En el transcurso de las historias, lo personal se funde con lo social, binomio que por ninguna razón debería de eliminarse o destruirse. La corrupción, la nota periodística y las estadísticas no pueden reflejar el dolor humano de las mujeres desaparecidas, violadas, ultrajadas o sometidas a formas de esclavitud que destruyen los derechos fundamentales que México adoptó con su reforma constitucional en el año 2011. Con cada historia nos damos cuenta que la ficción deja de ser ficción cuando sales de tu esfera individual y observas la realidad.

Por: G.S.H.

 

*Este ensayo fue elaborado como parte del Programa de Lectura y Redacción Crítica de la Sección 22 de la SNTE.

Comments

comments