Por Karl Marx

Ilustración por Óscar Hernández

Pero el hombre no es ningún ser abstracto, agazapado fuera del mundo. El hombre es el mundo de hombres, el Estado, la sociedad. Ese Estado y esa sociedad producen la religión, una conciencia invertida del mundo, porque Estado y sociedad son un mundo invertido.

***

¿En qué se distingue nuestra historia de la libertad de la historia de la libertad del jabalí si sólo se halla en la selva?

***

En política, los alemanes han pensado lo que otros pueblos han hecho. Alemania era su conciencia teórica. La abstracción y la arrogancia de su pensamiento corría siempre pareja con la limitación y la pequeñez de su realidad.

***

Evidentemente, el arma de la crítica no puede sustituir a la crítica de las armas; que la fuerza material tiene que derrocarse mediante la fuerza material, pero también la teoría se convierte en poder material tan pronto como se apodera de las masas. Y la teoría es capaz de apoderarse de las masas cuando argumenta y demuestra ad hóminem, y argumenta y demuestra ad hóminem cuando se hace radical, y ser radical es atacar el problema por la raíz.

***

Aquella exclamación de un francés al enterarse de que existía un proyecto para crear un impuesto sobre los perros: ¡Pobres perros! ¡Quieren tratarlos como si fuesen personas!

Comments

comments