Las Horas Más Oscuras | En la Penumbra | La Forma del Agua | Una Mujer Sin Filtro | Pequeña Gran Vida | El Pasajero | Jumanji: En La Selva

Josué Salvador Vásquez Arellanes

⋆ ⋆ ⋆ ⋆ Deje todo y corra a verla
⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda
⋆ ⋆ Vale la pena
⋆ Puede verla
• No se moleste
• • Evítela como la plaga

El Aperativo

⋆ Puede verla

No le voy a quitar mucho tiempo, le invito a ver la video reseña de las Primeras Impresi(ci)ones que grabamos al salir de ver Las Horas Más Oscuras, película que muy posiblemente se lleve el premio Oscar a Mejor Actor:
https://www.facebook.com/187724557941560/videos/1535678683146134/

El Entremés

⋆ ⋆ ⋆ No se la pierda

A diferencia del esposo e hijo de la protagonista, sobrevive (en cartelera) la película En la Penumbra, drama alemán que ya le ha valido varios premios a la película y a la actuación de su protagonista, una poderosa Diane Kruger <3.

Película rabiosamente catártica, pues da mucha rabia todo lo que le pasa a ella: el asesinato de su hijo y esposo en un atentado neonazi, y de cómo el juicio oral (tan de “moda” en México) aún en países primer mundistas puede tener huecos y vicios. Aunque el final tiene un pequeño giro inesperado, entiendes por qué ella hace lo que hace y dices ¡carajo! Pero así tenía que ser.
El inicio es magnífico, en 10 minutos te plantea todo lo que necesitas saber para seguir la historia. El ritmo es un poco lento pero no aburrido (la parte del juicio es tensa). Pero lo mejor es como divide la historia en tres capítulos: I. La Familia, II. Justicia y III. El mar. Y entiendes por qué cada capítulo se llama así.
No es tan violenta, es más de suspenso pero la actuación de ella es fascinante, transmite toda esa rabia femenil de querer hacer justicia por su familia.

El Plato Fuerte**

⋆ ⋆ ⋆ ⋆ Deje todo y corra a verla

“¿Si les hablara de ella, qué les diría…?”

Qué más podemos decir de La Forma del Agua que no se haya dicho hasta ahora. Más allá de la polémica que ha generado sobre el posible plagio (que comentaremos más adelante), vale la pena destacar algunos puntos que nadan alrededor de este nuevo clásico del cine fantástico contemporáneo.

No de en balde se anunció como un “moderno cuento de hadas”: donde ella es una princesa sin voz, el anfibio un príncipe justo, y el agente de gobierno el verdadero monstruo. Y que a pesar de estar contextualizada en la Guerra Fría (muchas películas actuales retoman éste contexto), resulta una historia totalmente actual, donde se señala el síntoma de la Era Trump: la intolerancia hacia el otro, hacia los demás, lo diferente, lo diverso; donde los protagonistas son “los sin voz”, personas con pequeños puestos, de color, marginados, distintos, pero que con sus actos diarios están generando un cambio, porque tal y como lo resume Sally con lenguaje de señas: “Si no hacemos nada, no somos nada”.

Me pasó cuando regresaba de ir a ver la película, un tipo intentaba obligar subir a su novia, amiga, amante o no sé qué, a su camioneta, y me dije: ¿Qué es más monstruoso: Intimar con alguien que en apariencia es perfecto pero en los actos diarios un hijo de la chigada, o intimar con alguien en apariencia es un monstruo, pero que en sus actos demuestra amor genuino? Porque muchos no son lo que parecen, así lo vemos con el chico que vende los pays de limón, que en apariencia es amable pero resulta intolerante y racista. (Ojo, el pay de limón es el guiño a que la película no es azul, es verde. Aspecto que se confirma con el color del auto del agente Strickland).
Unos lo tacharán de simplista, pero la idea de que el amor rompe toda barrera idiomática, y que el mejor amor es el que cura las cicatrices y hace de él una nueva forma de amor, funciona, y confirma aquello de que llegar a lo fácil es lo más difícil, tomando en cuenta el tiempo que le tomó al director concretar este proyecto.

Cada película de Guillermo del Toro es un manifiesto de lo que él siempre ha creído como artista, y en la escena en la que Strickland tortura bajo la lluvia sobre un montículo de arena al espía ruso, se asoma la visión de Del Toro en relación con el cine fantástico:

“Estos dulces son dulces baratos, pero yo los amo desde que era niño. Algunos prefieren dulces sofisticados, con relleno de nuez y toda esa mierda. ¡Pero yo no, Bob! ¡Esto lo es todo para mí!”.

Muchos han optado en la nueva era de los efectos especiales, hacer películas fantasiosas pero cada vez más estrafalarias y sin mucho cuerpo argumental, mientras Guillermo del Toro toda su vida ha apostado por éste género poco valorado artísticamente, pero que ahora, con un trabajo artesanal, reivindica como un género y arte que requiere trabajo y paciencia.
Ahora bien, si no se enteró del asunto de que se dice, decía, que La Forma del Agua era un plagio del cortometraje de 2015 The Space Between Us (El espacio entre nosotros), aquí la video nota que le explica cómo surgió tal polémica, y qué es lo que contestó vía telefónica el mismo Guillermo del Toro al respecto:
https://www.youtube.com/watch?v=jj1xypgmQEU

Y ya sólo para rematar, esta frase (ya le toca a usted sacar sus conclusiones):

“Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban; los malos estropean lo que roban, y los buenos lo convierten en algo mejor”. T.S. Eliot

El Postre

• No se moleste
Pero nadie pone el grito en el cielo en el caso de Una Mujer Sin Filtro, la “nueva” comedia “mexicana” que no es más que, éste sí, un verdadero PLAGIO del mismo guion de la película con el mismito nombre pero de origen chileno, y que para que nadie le cuente la puede ver en Netflix.

No sé usted, pero en la escuela cuando uno copia lo mismo que tiene el compañero(a) y la mestra(o) los cachaba, lo tildaban a uno de “copión”. Ya en la Universidad las cosas se ponen más serias y le advierten a uno que en el mismo caso eso puede ser calificado como plagio, y que hasta consecuencias legales puede tener.

La inconformidad no es que se compre un guion a otro país (como si en México no existieran ideas o historias auténticas) sino que en los créditos aparece que Ángel Pulido adaptó el guion, y quisiera pensar que su trabajo es adecuar la historia al contexto mexicano por lo que debería tener algunas variaciones. ¡Pero gran sorpresa! La película resulta ser una calca idéntica y se copia, fusila, plagia, cada uno de los elementos de la película original. Hasta la música y las mismas tomas; nada, absolutamente nada está modificado.
Y sabe algo, dicen que el guion lo vendieron a otra docena de países, así que bueno, si lo mismo voy a ver en Netflix que lo que está en el cine, al rato que no se queje los complejos de cine de por qué los consumidores estamos prefiriendo los servicios streaming o ver películas en línea.

Lo lamentable es que el más afectado es la industria del cine mexicano, pues uno busca ir a verlo y apoyarlo, sea la película que sea considerando que le costó llegar a sala comercial, pero con cosas así dan ganas de mentarles su madre (así, sin filtro) a los productores de esta película, que si no me equivoco son Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann con su casa productora A Toda Madre Entertainment, a quien le debemos piezas maestras del cine mexicano actual como Hazlo como hombre.

La Gula

⋆ Puede verla

De Alexander Payne la que más me ha gustado es Entre Copas (2004), y aunque lo ubico por su demás trabajos, había ciertos comentarios agridulces sobre su nueva entrega: Pequeña Gran Vida, una historia de ficción que explora las consecuencias sobre la posibilidad de reducir a seres humanos a menos de 15 centímetros, haciendo de su vida algo más sustentable, menos cara y por lo tanto más abundante en cuanto a comodidades; algo que se vuelve la panacea de la clase media a la que cada vez le cuesta más trabajo mantener su estatus de vida.

La película no sólo plantea los claroscuros de esta nueva utopía en la que siempre habrá marginados, excluidos; sino las consecuencias en el personaje a quien su esposa en el último momento se arrepiente, por lo que tendrá que enfrentar su nueva gran vida de forma solitaria. Ese abandono llevará al personaje a descubrir nuevas facetas y entablar nuevas relaciones que le harán ver de forma muy distinta su vida, la mistad y el amor (aunado a las 7 formas de tener sexo que menciona uno de los personajes).

Aunque se le critica al director de querer abarcar mucho más de lo que podía, y que la historia se le sale de control, al menos las tres cuartas partes de la historia fluye sin problemas con un ritmo que marca desde el inicio. Y a pesar de no ser una película muy reflexiva, sí plantea cuestionamientos que nos podemos realizar sobre el modo de vida que llevamos, y el tipo de relación social que entablamos con los demás, sobre todo con los menos favorecidos por este sistema capitalista tardío, pero no por ello menos salvaje.
Dejando un sabor un la idea de que en cualquier utopía, la entropía de nuestros vicios nos conllevan siempre a la decadencia como raza.

El Digestivo

⋆ Puede verla

La sala estaba llena, y aunque al inicio un chico no paraba de hablar con su abuela, madre, tía, mamá o quién sabe qué, me tranquilicé y recordé que mi padre nos llevaba a ver películas de acción al cine, y que vamos, son para eso, para pasar un buen rato en compañía de la familia. O sólo. Lo único que se pide es que sea verosímilmente decente con una trama no tan descabellada.

El punto es que debo admitir que el trailer de El Pasajero llamó mi atención, y aunque no soy fan de Liam Neeson, al público nos gusta, así como con los best seller, ir descubriendo y adivinando el acertijo que presentan los thriller de acción y que la película nos diga: bravo, adivinaste, tenías la razón. ¿A quién no le gusta que le digan que tiene razón?
Y esta película funciona muy bien para esto. Plantea un pequeño acertijo con el que el protagonista se ve involucrado cada vez más en una situación de vida o muerte, y que junto con él vamos queriendo resolver dicho acertijo pero al mismo tiempo nos preocupa que pueda tomar una mala decisión. Además que no falta el personaje que no es lo que parece para completar esta ecuación.

Llevándonos de la mano, la intriga no para hasta el fin de película. Y aunque correcta al final, el contraste con el inicio es lo que la hacen no tan descabellada, no tan alejada de lo que padece el protagonista y otros miles de personas a diario: personas en edad adulta que son despedidos así nada más después de años de servicio a una empresa. Aunque en este caso, era necesario para que el protagonista aceptara hacer lo que hace.

La Sobremesa

⋆ Puede verla (pero en su casa)

Me tocó ver la primer JUMANJI de 1995 en la pantalla grande de alguno de los cines de aquella época, cuando todavía había intermedios: El Versalles, El Ariel 2000, o El Reforma. Así que es un recuerdo tan preciado que fui a ver Jumanji: En la Selva, con mucho escepticismo.
Y no lo voy a negar, la película es entretenida y muy chistosa, pero a pesar de empezar muy bien, el ritmo va disminuyendo y la intensidad va cayendo en forma de picada que ni todo el carisma de La Roca o la presencia escénica de Karen Gillan me hicieron querer verla de nuevo.
La adaptación a una consola de video juego se acepta, pero en serio, creo que hay muchos más animales salvajes en la versión de 1995 que en ésta que se supone es en la selva, y donde apenas y vemos a un hipopótamo, unos rinocerontes, un elefante y unos jaguares apenas creíbles. Era para que la trama explotara todo el contexto de la selva, ríos, lagunas, pantanos, cenotes, cuevas, montañas, arboles, plantas, insectos, etc.
Tenían todo un mundo para rendirle un digno homenaje al concepto JUMANJI, pero no, optaron por los chistes, la exaltación de los actores antes que de la historia. Para qué la plantean en la selva si van a terminar resolviendo todo con vehículos del mundo moderno. Para qué plantean acertijos si no van a ser más o igual de ingenioso que en la primera película.
Y lo peor, de nada sirve ese villano que inventaron, creo que el cazador y su rifle de la primera película causaban más miedo, que éste Russel Van Pelt que disque controla a los animales. Pero insisto, ¿cuáles animales? Creo que hay más animales salvajes en cualquier zoológico que en este intento de tributo fílmico que mejor se debió llamar: Jumanji: ¿En La Selva?

** Para la reseña de la Forma del Agua se retomaron datos e información de La Peli de la Semana y del episodio 690 de Cinegarage (Por eso de los plagios).
*Cinéfago: El que tiene el hábito de comer y devorar cine

Comments

comments