tequiero

Te quiero tanto

Oh, aliento de vida que pasas dejando huella. Piel arrugada, flácida, llena de lunares; ojos cristalinos, tan transparentes que casi narran el pasado, enmarcados cuidadosamente por una red de arrugas finas y g...
LosDíaz

Los Díaz

Ese día, antes de agarrar camino, mi mamá le encargó a mi papá que le trajera frijol de temporada. Recuerdo que era el último de julio de 1941, yo tenía casi diez años. Ya veníamos de regreso con todo y...
mun%cc%83eca

La muñeca menor

  La tía vieja había sacado desde muy temprano el sillón al balcón que daba al cañaveral como hacía siempre que se despertaba con ganas de hacer una muñeca. De joven se bañaba menudo en el río, p...
esp

Sebastián

  No mantiene conversaciones, rechaza a los niños, consume obsesivamente café con leche descafeinado de máquina con leche natural y sacarina. Malamente tiene treinta y cinco años. La maldad le viene...
esq3

Ácida metafórica

La noche es un catalizador de sueños. Cada hora que pasa, la luz y las sombras toman el lugar de los objetos, de las personas, de los hechos… Todo eso empezaba a diluirse cuando el Demiurgo me llevó a su bi...
fuhrer

Mein Führer

A) Manfred Vogelweide da un paso al frente, se detiene, hace chasquear las puntas de charol afilado de sus botas y dice camaradas, en nuestras manos está el poder de alterar el curso de la historia. Niños ...
aquilestortuga-1

Lo que la tortuga le dijo a Aquiles

Aquiles había alcanzado a la tortuga y se había sentado cómodamente sobre su caparazón. —¿De modo que ha llegado usted al final de nuestra carrera —dijo la Tortuga— aún cuando consistía en una ser...
can%cc%83on

El cañón de boca grande

Cuando la rosca reaccione y quiera quitarles la tierra, ¿con qué armas se van a defender?, les preguntó el maestro Melitón, dejando la costura del pantalón. Y los indios que le escuchaban, respondieron al ...
besos

Besos de alacrán

Como cada mañana, el capitán Moctaur había subido a la torre de control. Siguiendo la costumbre de años, lo hizo por la escalera exterior, ascendiendo hasta lo más alto para terminar acodándose en la bara...
hombremultitu-1

El hombre de la multitud

Bien se ha dicho de cierto libro alemán que er lässt sich nicht lesen —no se deja leer—. Hay ciertos secretos que no se dejan expresar. Hay hombres que mueren de noche en sus lechos, estrechando convulsiv...