cementerio (1)

Funesto

  Dos horas y media me costó llegar al entierro. Mi bigote estaba mal recortado, mi cabello grasoso y mi nariz torcida por tanto estornudo. Un sol resplandeciente tostaba la piel incluso la del más mo...
86d930a34ad1a88e6e96e9d55213aa0c (1)

Retrato de familia

  Sabrina no se muerde las uñas. Su familia lo ve con malos ojos. A cada no mordisco, una confrontación. Sabrina nació en el último respiro del año 2000. Su padre lloró de felicidad al saber que su...
photo-1458312631043-b3ee472ec089

Cuentos para habitantes muy crédulos

Había una vez, en un tiempo no muy lejano, una ciudad del occidente de México donde al anochecer las familias se reunían en torno a la abuela sólo para escuchar historias de miedo. Cuentos terroríficos qu...
29

Pesimismo

Foto: Malinalli García. Tomo dos tazas de café al día, a mi no me parece nada extremo pero a mi madre le parece una locura, dice que me provocará taquicardia y que moriré de un paro cardiaco. Vaticinio...
amanecer

Domingo

  Me asomo por la ventana y parece que no sea hoy. Los domingos suelen ser predecibles. Todos empijamados, las greñas dispersas, el rostro cansado, las neuronas disminuidas, los músculos entumidos y sob...
diablo

Un pacto con el diablo

    Aunque me di prisa y llegué al cine corriendo, la película había comenzado. En el salón oscuro traté de encontrar un sitio. Quedé junto a un hombre de aspecto distinguido. —Perdo...
sombrero

El hombre del sombrero negro

  El eco de las pisadas de sus botas se escuchaba a lo largo de la estrecha y pequeña calle, golpeando las paredes de las casas. Parecía que traía espuelas, pero el sonido era producido por unos prot...
20290041_10155508239116064_1513691587_n

Atardecer

  It's probably been twelve years since my father left, left me fatherless/ And I just used to say I hate him in dishonest jest/ When honestly I miss this nigga, like when I was six Earl Sweatshirt La ...
No es que

No es que fuera así.

  No es que fuera así. Es que Martín y María lo querían así, sin tapujos ni consignas. La semana errante de los cataplasmas cotidianos, el masaje fúnebre, y los lloriqueos solitarios. María no se...
cuento

Y que me acuerdo

  Y que me acuerdo, así…. de repente, vi a la pescadera en un intento de engaño a la hora de limpiar el pescado y que me llega su imagen. Pronuncié su nombre, la sonrisa se empezó a dibujar. Yo les ...