FILME: Let the Fire Burn

DIRECTOR: Jason Osder

PAÍS: Estados Unidos

AÑO: 2012

El 13 de mayo de 1985 representa una fecha trágica para la ciudad de Filadelfia. Aquel día sucedió un enfrentamiento entre las fuerzas policiacas y el cuartel de una organización afroamericana denominada MOVE, culminando con el bombardeo del edificio y un incendio que se prolongaría durante horas. El fuego acabó con la vida de 11 personas (todos integrantes de MOVE), dejando cerca de 65 casas en los escombros.

Los antecedentes de este conflicto se remontan a una confrontación física con la policía en agosto de 1978, resultando en la muerte de un oficial y el arresto de 9 miembros de MOVE, con sentencias que estimaban un máximo de 100 años en la cárcel.

El enfrentamiento sería un fuerte catalizador para el grupo, tanto así que pasaron de volverse una comunidad hasta cierto punto pacifica (cuyos valores y creencias eran evitar el materialismo, rechazar la tecnología, apoyar los derechos de los animales y, esencialmente, regresar a la naturaleza) a una doctrina de dudosa reputación, hecho que les ganó mala fama en el vecindario.

Tras lo sucedido en 1978, los miembros de MOVE construyeron un búnker encima de sus nuevos cuarteles. Con el tiempo se volvió común escuchar los sermones de su líder, John Africa, a través de una bocina instalada en el edificio; sermones en los que profanaba en contra del sistema en múltiples ocasiones. Otra de las quejas de los vecinos tenía que ver con cómo criaban a los niños, pues el aspecto general del cuartel aparentaba condiciones precarias de higiene.

Narrado mediante grabaciones, entrevistas y demás material fílmico, Let the Fire Burn recuenta diversos testimonios de los hechos sucedidos en 1978, armando una breve pero dinámica historia que muestra la rivalidad forjada entre la agrupación y la policía del estado.

Brutalidad policiaca, impunidad, xenofobia y negligencia. Vivir bajo la sombra de los prejuicios; ser una víctima más del sistema. MOVE es un claro ejemplo del racismo y la intolerancia con la que han tenido que vivir las comunidades afroamericanas a lo largo de los años. Sin embargo, también es una muestra de lo que sucede cuando estos individuos deciden defenderse, respondiendo a la violencia con la que se les llega a tratar.

Este es un documental que, a pesar de hablar de una circunstancia pasada, toca temas de interés y relevancia para la actualidad. Es un discurso que no busca culpables, sino un recuento objetivo de los hechos.

Let the Fire Burn toma su nombre de la decisión del oficial que permitió que el incendio se prolongara. Los únicos sobrevivientes del fuego fueron una mujer adulta (que responde al nombre de Ramona Africa) y uno de los seis infantes.

En la investigación que se convocó tras los hechos, se confirmó que las autoridades locales actuaron con negligencia. A pesar de eso, ninguno terminó en la cárcel. Por otra parte, de los nueve miembros de MOVE que fueron encarcelados, dos murieron en prisión. El resto permanece en la espera…

Por Sergio Osvaldo Valdés Arriaga

Comments

comments