Desde Casa Colorada:

Tiliquiflaca anahuaca-mediterránea

En las rocas de Malmousque estaba la Calaca

bien sentadota, en la mano cerveza y churro,

admirando el atardecer. Canija tilica y flaca,

¿por qué no lo rolas que no ves que me aburro?

Ya sé que con los de la alta te codeas

invítame a la parranda y no te pongas fresa

que con la Vero y el Martín bien que le perreas

meneando las caderas arriba de la mesa.

Ya resuenan del Felipe sus timbales

del Vieux Port hasta la cima

donde ante la Bonne Mère

se persignan mis carnales.

Va siendo que no,

porque los del MutVitz13 no rezan ni se arrodillan

los blasfemos, puro café rebelde con piquete,

que yo sepa, se metían.

Órale, linda Huesudita,

vente por un cous-cous

te lo invitan la norteña punk

y la güerita

En Noailles ‘y en a pour tous !

Viajando desde México, ahora en Massilia acabaste

no te agüites que desde acá podrás contar tu historia

de seguro ya en la Casa Colorada te organizaste.

‘Ora sí, Pelona, con todo respeto,

¿por qué no te llevas a la tiznada la violencia?

para que al fin, aquí y allá, sin carencia,

tengamos el corazón repleto.

Por Huesos de mostaza

Calaverita del ratón de Marsella

Dentro de las ciudades famosas

Una tiene águila otra tiene oso

Entre tantas mascotas sabrosas

Marsella eligió al ratón goloso

Aquí celebramos un ratoncito

Que por las calles anduvo paseando

Y que su ciudad iba celebrando

Por tanta riqueza y buenos mercaditos

« Soy de los mas pipiris’,

Gritaba el animalito comelón

Trago pizzas trago snacks trago paniss’

De la Canebière hasta el Malecón »

Pero aquella semana de huelga de la basura

Tanto comió que engordó – una locura

Y el animalito que de la ciudad era el guía

¡ Hiiiiii ! Lo aplastó el nuevo tranvía.

Así es la vida en Marsella

Todo sobra, nada hace falta,

Hay mar hay sol hay calancas,

Y hay, ¡ayayayyy!, de basura las montañas!

Por Coyote

Comments

comments