OBRA: Las rebeldes

AUTORA: Mónica Lavín

EDITORIAL: Grijalbo

AÑO: 2011

Las rebeldes es el primer libro en acercarme a la escritura de Mónica Lavín, y realmente puedo decir que está novela me atrapó; desde el título, que se me hizo muy llamativo, hasta el hecho de saber que es una escritora mexicana, con una gran trayectoria y que ha sido merecedora de grandes premios.

La habilidad que muestra en sus escritos y en la diversidad de ellos, como escribir cuentos para niños, periodismo y novelas históricas, entre otras obras, es verdaderamente admirable y totalmente recomendable para formar parte de cualquier biblioteca.

Es muy importante reconocer el valor de la mujer, pues ciertamente en la Revolución Mexicana destacan los hombres (los sargentos, generales); siempre hombres. Las mujeres jugaron un papel imprescindible para obtener tantos logros, y no se detiene uno a pensar qué hubiera pasado sin las mujeres, ya que ellas se hicieron presentes en diferentes ámbitos, desde el proporcionar alimento a las tropas, recibir y curar a los heridos, escucharlos, dar consuelo a las familias de los caídos, ser escritoras, dirigentes vestidas de hombres porque no tenían otro remedio y todo ello abandonando a sus familias por ir en busca de la libertad y de una mejoría de vida.

Impresionante es darse cuenta de todas y cada una de las historias que las mujeres vivieron a lado de los revolucionarios en “busca de un cambio, no de un poder ni devorar a otro país. Ser mejores, y a veces las armas eran necesarias, más que la sensatez y el diálogo”.

El hecho de tener que reprimir emociones por pertenecer a un bando y no al otro, de tener sentimientos de culpa y de traición, de no saber si es mejor olvidarse de lo vivido y encerrarse en un mundo pequeño, en donde la indiferencia hacia lo que pasa con los demás sea la base de nuestra felicidad, una felicidad a medias, porque el pasado te acecha.

Esta novela no es cosa del pasado. Ahora más que nunca es parte del presente, de nuestro presente, pues estamos en medio de injusticias, de lucha de poderes, de ver quién es el más fuerte y las mujeres somos parte de este presente, nos deja la intriga de preguntarnos y ¿cuál es ahora nuestro papel?, ¿qué nos toca hacer?, ¿cuál es el bando correcto?, preguntas que cada quien se responderá y enfrentará de acuerdo a su rebeldía.

La rebeldía la llevamos dentro, y sólo es cuestión de decisión para expresarla de diferentes maneras, cantando, bailando, leyendo, escribiendo, actuando desde cada una de nuestras trincheras, sin olvidarse de ser mujer y de vivir al máximo cada momento.

Todo esto son sentimientos que nacen y despiertan después de haber leído esta obra que está escrita de tal manera que te atrapa, conforme vas leyendo te hace imaginar en todos y cada uno de los momentos vividos, de sentirte parte de esa historia y de querer estar ahí, de vivir la revolución de las mujeres.

Por Lucina Arias García

*Este ensayo fue elaborado como parte del Programa de Lectura y Redacción Crítica de la Sección 22 de la SNTE.

Comments

comments