SERIE: Twin Peaks

CREADA POR: Mark Frost y David Lynch

PAÍS: EUA

AÑO: 2017

Hace 27 años, ABC estrenaba Twin Peaks, el debut televisivo de David Lynch —autor de obras como Eraserhead (1977), Blue Velvet (1986) y Mullholland Drive (2001)—,

en compañía de Mark Frost, ganándose muy fácilmente el corazón y la intriga de miles de espectadores. El misterio de quién asesinó a Laura Palmer (Sheryl Lee) fue el motor principal de la serie, sin embargo, la verdadera trama recaía en el resto de los personajes del pueblo y los secretos que cada uno de ellos ocultaba a simple vista, siguiendo a la par la investigación del agente especial Dale Cooper (Kyle MacLachlan).

Un año después, y en plena segunda temporada, la cadena forzó a sus creadores a resolver el misterio detrás de la muerte de Laura Palmer, un enigma originalmente concebido para nunca resolverse. Gracias aesto (entre muchos otros problemas con los ejecutivos del canal), el interés del público disminuyó notoriamente y, sin importar su final abierto, la serie fue cancelada.

Twin Peaks combinaba los géneros del crimen detectivesco con el del melodrama, así como ligeros elementos surrealistas que terminaron por convertirla en una serie de culto. Su impacto e influencia revolucionaron la forma en la que se hacía la televisión, sirviendo como ejemplo para que muchos otros programas fueran posibles. En 1992, Lynch estrenó su sexto largometraje: Twin Peaks: Fire Walk with Me, que servía como precuela a la serie. La película fue recibida con grandes abucheos en el Festival de Cannes y por el público en general, finiquitando cualquier otro intento de continuar o expandir la historia del pueblo y sus habitantes.

En 2006, David Lynch volvió a las salas de cine con Inland Empire, su décimo y último largometraje hasta el momento. Desde entonces no ha vuelto a dirigir otra película, por lo que —aunado a sus comentarios sobre la industria cinematográfica— muchos lo daban por retirado. Al menos así fue hasta que se confirmó el regreso de Twin Peaks a la pantalla chica. Sobra decir que las expectativas eran altas.

La nueva serie es dirigida en su totalidad por David Lynch, quien junto con Mark Frost desarrolló el proyecto a lo largo de los años. Ahora la serie será emitida bajo la cadena Showtime, y actualmente puede encontrarse en Netflix. Situada 25 años después de los eventos de la serie original, Lynch —así como hiciera con Fire Walk with Me—nuevamente juega con nuestras expectativas, ofreciéndonos muy pocas respuestas a las preguntas que surgieron tras el final de la segunda temporada y nuevos e inquietantes misterios.

El encanto del poblado de Twin Peaks y sus respectivos personajes sigue ahí —aunque en menor medida—, acompañado de un mundo oscuro y lúgubre que recuerda al Lynch de sus últimos trabajos. Es más, esta nueva serie limitada es descrita por sí mismo como un filme dividido en 18 partes, y justo así es como se siente. Son tantos los nuevos personajes y elementos que no entra entre los estándares de una clasificación u otra.

Es más bien una narrativa extensa, callada y épica; una odisea sobre los rincones más atrevidos, absurdos y aterradores de uno de los autores más grandes de este siglo. Tal es el caso que inclusive los primeros dos capítulos fueron presentados durante la septuagésima edición del Festival de Cannes, recibiendo una ovación de 5 minutos que dejaron al director al borde de las lágrimas, en la que quizás sea su obra más ambiciosa hasta la fecha.

Y en cuanto al futuro se refiere, muchos se preguntan qué pasará una vez que la serie termine. ¿Será esto lo último que veamos de Twin Peaks o habrá más temporadas? ¿Y de David Lynch? ¿Volverá al cine o continuará con otros proyectos encaminados hacia televisión? De momento no sabemos nada, no queda más que disfrutar la experiencia y los misterios que esta aun nos aguarda.

Tras 25 años, la profecía de Laura Palmer por fin se cumplió.

Por Sergio Osvaldo Valdés Arriaga

Comments

comments