OBRA: Curiosidad, una historia natural

AUTOR: Alberto Manguel

EDITORIAL: Almadía

AÑO: 2015

Acceder a la literatura de un escritor, traductor y editor argentino-canadiense como lo es Alberto Manguel sin duda alguna es un experiencia muy apreciada, ya que Manguel ha tenido acercamientos a varias universidades como profesor y conferencista. Sus escritos presentan la oportunidad de ver sucesos de otros ámbito. Aunque generalmente escribe en inglés, también lo hace de vez en cuando en español. También nos quedan, por supuesto, las traducciones, y tal es el caso con Curiosidad, una historia natural.

Hablar de curiosidad es internarse a un mundo sin salida. Desde muy pequeños empezamos a formular el “¿por qué?”, y nunca quedamos satisfechos; internamente surge el deseo de saber más.

Sin embargo, no a todos nos preocupa la curiosidad. Suele suceder que uno se vuelve conformista y acepta lo que se diga, sin tener complicaciones. Claro, “la imaginación, como una actividad creativa esencial, se desarrolla con la práctica”, de acuerdo con Manguel; cuando se piden las cosas exactamente de una forma equis, se convierte en algo simple y fácil de reproducir, pero cuando aquello se pide con ciertas características, dejando libre el uso de la imaginación para completarlo, lo convierte en algo especial y único por sencillo que parezca.

La imaginación da vida a la curiosidad, aunque lo que despierta mi curiosidad es lo que se menciona sobre su doble sentido. Quizás por el hecho de ser demasiado curiosos, no podamos distinguir ese doble sentido y nos lleva a lo que menciona Bernard de Clairvaux: “Hay quienes quieren saber sólo por saber, y esa clase de curiosidad es escandalosa”. Lo cual me lleva a afirmar que la curiosidad debe tener un objetivo claro, pero el hecho de alcanzar dicho objetivo va a generar el punto de partida de una nueva interrogante y de una aventura a través de la curiosidad.

Preguntas como: ¿qué queremos saber? ¿qué hacemos aquí? ¿cuáles son las consecuencias? ¿qué podemos poseer? ¿cómo podemos poner las cosas en orden? ¿Por qué suceden las cosas?, y otras más pueden tener diferentes respuestas de acuerdo al viaje de la curiosidad de cada quien, sin embargo puede haber puntos de coincidencia, permitiendo así generar conclusiones.

La aventura de Manguel para responder a preguntas como las anteriores, fusionando un poco de su curiosidad con la obra de la Divina comedia, es agradable, interesante y despierta la curiosidad por leerlo a lectores que como yo no lo hemos hecho, más aún por las ejemplificaciones y comparaciones que se hacen, pero quizás por ese desconocimiento también me parece un poco complicado el entenderla del todo.

Pese a ello, nos menciona muchas aventuras y realidades de la vida misma y no se cierra un libro más diciendo que bonita historia, sino que se cierra un libro más con el deseo de acercarse a otros y de tener la inquietud de acrecentar la curiosidad por descubrir más y más cosas de nuestra propia vida y llegado el caso poder expresar, y aún hay más…

Por Lucina Arias García

*Este ensayo fue elaborado como parte del Programa de Lectura y Redacción Crítica de la Sección 22 de la SNTE.

Comments

comments