Ilustración de la serie ‘Murales por Atenco’ 

Compañer@s,

En este décimo aniversario de la terrible represión sufrida, les queremos decir que estamos de todo corazón con ustedes. Las violencias, violaciones y el encarcelamiento que sufrieron son todavía muy dolorosas para muchos de ustedes, sin embargo su resistencia ha permitido suspender el proyecto del aeropuerto hasta la fecha. (Aunque hemos sabido que el mal gobierno sigue su presión escandalosa, enviando militares y tanques a sus tierras colectivas para proteger una empresa haciendo análisis ilegales).

Las luchas que llevamos a cabo, también han permitido que mucha gente de varios horizontes se juntaran alrededor de causas comunes y así tuvimos la suerte de encontrarlos. En dos ocasiones, delegaciones de Atenco han estado en la ZAD y hemos tenido el placer de visitarlos para descubrir los orígenes de su lucha. Su generosidad y su concepto elevado de la humanidad nos dieron mucha esperanza. Gracias por las semillas de recuerdo que nos regalaron. Regresando a la ZAD, hemos sembrado en nuestros huertos el maíz milenario que nos habían confiado, lo hemos cosechado y de  nuevo lo vamos a sembrar este año. Viéndolo crecer, pensamos en los  sitios magníficos del Valle de México, nos conectamos a la historia  de su pueblo alrededor del lago de Texcoco, una maravilla natural.

Frente a la destrucción del mundo y de tantas civilizaciones, de cuya  colonización es culpable esta Europa (en particular en el continente  americano, africano y en el Medio Oriente…), la lucha que tienen en  este sitio cargado de memoria, representa un momento crucial en la  historia de la vida en la Tierra. Hay dos opciones, o la mentalidad de los hombres dominantes, megalo-maníacos, sigue oprimiendo la humanidad y devastando todo a su paso, o nosotrxs paramos esta locura auto-destructora para crear juntos un mundo viable. Es este punto de equilibrio que está en juego para ustedes en el Valle de México, es con esta misma convicción que muchas personas luchan en varias partes del mundo, y es por eso que nosotros luchamos de nuestro lado, en el mero corazón de los estados capitalistas europeos, quienes hicieron fortuna explotando el resto del mundo. De sus comunidades indígenas, hemos entendido el mensaje que usamos como línea de horizonte:

¡La tierra no se vende, se ama y se defiende!

 

Compas, nuestro mensaje es un humilde apoyo a su lucha ejemplar, para  agradecerles por su ánimo que nos muestran desde hace tantos años y  generaciones, resistiendo a la injusticia imperialista. Pero este  mensaje también es un llamado a todas las personas rebeldes, en contra de la perversidad de los gobernantes, en contra de la dictadura política y económica invisible o impuesta en la violencia: Compañer@s de todos horizontes, júntense al lado de quienes eligieron  luchar por lo que es justo, como en San Salvador Atenco. Si el  territorio donde ell@s viven está en peligro, súmense a ell@s, sean  numeros@s para enfrentar al poder, echándole para atrás, haciéndolo caer. Juntándonos masivamente, somos más fuertes que sus ejércitos, y  cambiamos de lado el miedo.

Para la historia, en la ZAD de Notre Dame Des Landes, donde luchamos tambien en contra de un megaproyecto de aeropuerto inutil, nos hemos  juntado en un Campo de Acción por el Clima, hace 7 años y poco a poco, más y más personas se instalaron para vivir en la zona, y volvernos autónomas del sistema político capitalista. Y, a pesar de su potencia militar, el poder todavía no ha logrado despojarnos. Mucha gente nos apoyó y pasan a visitarnos regularmente para compartir su solidaridad. Ahora esta lucha es muy famosa en Francia y fuera de las fronteras artificiales. Estos últimos meses, el poder siguió su ofensiva mediática y jurídica en nuestra contra, y hemos hecho manifestaciones con decenas de miles de compañer@s para mostrarle que si nos atacan, el pueblo está listo para defenderse. Muchas veces dicen que nos van a despojar, y tal vez lo logren un día, pero más y más personas están listas para organizarse y para luchar en contra de la corrupción política, con la esperanza que otro futuro florezca aquí.

Ahora nos toca enviarles semillas de la ZAD para que siga floreciendo  la autonomía, que Zapata ha fecundado en el mundo hace ya 100 años.

« No acabarán mis flores, no cesarán mis cantos… »    Nezahualcóyotl

Habitant@s de la Zona A Defender

*Publicado por Indymedia


Comments

comments