Por María Caballero Gaitán

Diego Enrique Osorno (Monterrey, México, 1980). Periodista. Autor de cinco libros de crónica: Oaxaca sitiada (Grijalbo, 2007), El cártel de Sinaloa (Grijalbo, 2009), Nosotros somos los culpables (Grijalbo, 2010), País de muertos (coordinador, Debate, 2011), La guerra de los Zetas (Grijalbo, 2013) y, su más reciente, Contra Estados Unidos. Crónicas Desamparadas (Almadía, 2014).


Contra Estados Unidos es un libro que consta de 30 secciones. Abre con una dedicatoria para las personas que emprendieron el movimiento de paz en Estados Unidos, seguida de un prólogo de Pablo González Casanova donde éste habla sobre “la guerra contra la droga” y hace mención de que México es uno de los primeros países que ha sufrido la ambiciones imperiales de Estados Unidos, siendo las personas humildes, sencillas y trabajadoras las más afectadas.


El narco y la guerra contra el narco: los dos son negocios que obedecen a las leyes del mercado, no a las del código penal.


Todo esto es muy interesante, ya que gobiernos van y gobiernos vienen, reformas siguen a más reformas, y en el país está creciendo más la inseguridad y aumentando más el crimen, así como las desapariciones de aquellos que se convierten en un estorbo para el sistema, cada vez más fáciles de eliminar. Javier Sicilia menciona el dolor que se vive en el estado de Guerrero entre los padres de familia que no reciben respuesta alguna sobre el paradero de sus hijos desaparecidos.


El libro también contiene un itinerario del viaje por la paz, una introducción por senderos de la Maleza Oculta sobre su organización y las fechas de su recorrido y lugares de reuniones.


El propósito del viaje es entablar diálogo entre alrededor de 40 víctimas de la guerra contra el narco y más de 70 ONGs en Estados Unidos.


“Lo que ellos buscaban fue crear la base de una red de cooperación ciudadana que les permitiera incidir en las políticas binacionales. Que los ciudadanos hagamos frente a la ceguera de los políticos y sus intereses tanto en EU como en México”, afirma Sicilia.


La caravana pasó por sitios que el poeta considera claves, como Los Ángeles, Phoenix, Tucson, El Paso, Laredo, Houston, Nueva Orleáns, Atlanta, Chicago o Nueva York, hasta llegar a Washington D.C. “No será fácil sortear la brecha cultural para tratar temas como la legalización de la droga, la producción y venta ilegal de armas, el trato a los migrantes, el lavado de dinero”, dice el activista.


Sin embargo, confiaba en que las organizaciones anfitrionas los ayudarían a crear “una narrativa que lograra sensibilizar a la población estadounidense sobre estas problemáticas”.


Sicilia señalaba entonces que otro factor en contra del proyecto sería el timing político, pues atraer a los medios durante la reñida campaña electoral entre el republicano Mitt Rommel y el presidente demócrata Barak Obama sería complicado. El clima político, las intensas olas de calor que afectaron al país aquel verano y las distancias a recorrer (más de 9 mil 400 kilómetros) le merecen a Sicilia la palabra “odisea” para describir la también conocida como #Caravana USA.

 

1. En el caravanero ausente
Esta sección inicia con alguna cartulinas y consignas en rumbo al centro de Los Ángeles . “Obama escucha estamos en lucha”. Recordar lo que hacía Moreno antes de su fallecimiento para reclamar a su hijo es lo común para poder difundir sus demandas en cualquier país del mundo, ya que el gobierno tiene bien comprados a los medios de información, usándolos para distorsionar la información que se transmite a los pueblos.

 

2. La limpia
El narcotráfico se ha incrementado en México a partir de 1982, cuando los gobiernos neoliberales llegan al poder, ya que aprobando la ley contra la droga tumba su economía, que es lo que más les interesa.


La caravana que emprendieron las víctimas fue con el propósito buscar la paz en la guerra contra las drogas. En Arizona encontraron a muchos mexicanos amontonados trabajando por no portar papeles.

Esto se debe a que los mexicanos carecemos de fuentes de trabajo para solventar la familia, y muchos se van a Estados Unidos en busca de empleo, arriesgando su vida en el cruce de la frontera a causa de los narcotraficantes. Javier Sicilia líder de movimiento, aseguró que el gobierno de Felipe Calderón buscaba aventar “la memoria histórica de la guerra del narco” declarada en su sexenio. Según Enrique Peña Nieto, si Felipe Calderón no publica la ley de víctimas, “la publicamos nosotros”, pero todo es pura mentira. ¿Qué está pasando con los desaparecidos de Ayotzinapa Guerrero, en el dialogo con los padres de los normalistas desparecidos? Nos les dio ninguna esperanza de poderlos encontrar.

 

3. La bandera equivocada
Esta sección toma su título de una anécdota que tuvo lugar en Phoenix, Arizona. Cuando llegaron a la ciudad, hubo un mitin en la cárcel de mujeres y hombres, apoyado por mucha gente. Durante el mitin, pasó un conductor en si vehículo, y al ver la bandera de México ondeada por los miembros de la caravana, gritó: “¡Idiotas! ¡Esto es Estados Unidos, no México!”.

 

4. El Peacemovile
El “Peacemovile” era el vehículo rentado donde viajaba el líder del movimiento por la paz,junto con un equipo cercano él, esto con la intención de arreglar un encuentro con el sheriff de la ciudad para firmar algunos acuerdos de paz sobre la guerra contra la droga.

 

5. El armero
En Albuquerque, Nuevo México, los miembros de la caravana encontraron que se estaba celebrando la Feria de las armas, donde también se vendían artículos muy mexicanos, como mole oaxaqueño, sombreros y otras cosas. Al entrevistar a los comerciantes de armas, uno de ellos dijo que en México a lo mejor le estaban dando mal uso a éstas, pues su intención no era provocar dolor a los mexicanos.

 

Sin embargo, se sabe que Estados Unidos es uno de los países con mayor facilidad para el transporte de armas a nuestro país, del mismo modo que la droga cruza de nuestro lado de la frontera al suyo, teniendo efectos desastrosos para ambas sociedades.

 

6. Atrisco vs El Cártel de Juárez.
Brent Bluntzberger es un periodista que demostró la relación de los bares con el Cártel de Juárez.

 

Poco después recibió un pescado amarrado con unas tijeras dentro, una amenaza en código que lo forzó a abandonar Nuevo México. Mucha gente tenía miedo de enfrentarse o hacer investigaciones en esos lugares donde pasaba mucha droga. Si el gobernó federal y estala quisieran combatir el narcotráfico de drogas, deberían tener bien vigiladas las cárceles, bares y los bailes a los que entran diferentes grupos delictivos.

 

7. Castro en la DEA.
Este apartado está muy relacionado con la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, y me pongo a pensar que los padres deberían hacer una caravana a otros países con la finalidad de exigir justicia por sus hijos y al mismo tiempo dar a conocer la inseguridad en que se vive en nuestro país .

 

8. El periodista exiliado
Este periodista fue secuestrado por apoyar a la directora que se encargaba de sacar a reos del penal de Durango por las noches para que realizaran masacres. Sabemos que los periodista en el norte de México se encuentran bajo mucho riesgo de ser desaparecidos si reportan algo que no agrade a las autoridades.

 

9. Slemark en la punta de la iceberg
Slemark es el padre de una de las jóvenes que viajaron para México a una conferencia y fuero desaparecidos en Tamaulipas. En este apartado nos damos cuenta que cuando desaparece un americano, ahí si el gobierno federal se interesa por buscarlo, pero si el desaparecido es hijo de un campesino mexicano, lo dan por desapercibido.

 

10. Los milagros pendientes
Un consejo a los a los jóvenes para que se unan al movimiento por la paz.


Rosa Elena Pérez, en cuanto tiene el periódico en sus manos, encuentra una foto de su hija Coral, a quien lleva buscando desde el 24 de junio de 2011. Fue a buscarla al Anfiteatro de Tamaulipas y no la encontró. Después se unió a la caravana con Javier Sicilia, y se sorprendió de que había gente escuchándola durante el viaje. Puede que la respuesta no sea inmediata, pero la caravana poco a poco da a conocer lo que está sucediendo en México.

 

11. Una cama para pasar la noche
Los caravaneros dormían en el piso en la iglesia de Harligen. Sus espaldas estaban adoloridas, y Jaffer le ofreció las habitaciones en uno de sus hoteles en San Antonio, para que todos pasaran la noche sobre un colchón.

 


Se vuelve evidente aquí que durante el recorrido hay tanto gente que los apoya como gente que está en contra de sus esfuerzos. Esta parte del libro me hizo recordar una marcha a la que asistí en 2006. Qué bonito se siente cuando la gente te escucha y te apoya con comida y un techo.

 

12. Sembrar un árbol
Entiendo lo que es buscar la paz. Uno de los periodistas le preguntó a Javier Sicilia de dónde sacaron el dinero para viajar . La respuesta fue que entre Angélica (miembro de una fundación) y otras organizaciones reunieron más de 300 mil dólares para 110 personas; la comida y el hospedaje los iban recibiendo durante el trayecto.

 


Uno de los llamados que hizo Javier Sicilia en Texas al gobierno de México y Estados Unidos fue a que tomaran el camino de la paz bilateral, ya que la guerra lo único que está dejando es horror y destrucción.

13. Cómo destruir una AK-47
El derecho de poseer armas también tiene sus límites, porque si no cualquiera tendría armas nucleares. También se menciona que las ramas que son usadas para deporte en México las usan también para masacrar.


También hay una porción en la que quiebran en tres pedazos una AK-47 y una pistola, luego colocan los pedazos sobre cascajo y los cubren de cemento, significando así “la muerte de la guerra”.

 

14. Juanelo cruza el Mississippi
A Juan Francisco lo llamaban “Juanelo”, y cruzoó el rio Mississippi. En este capítulo se hace un análisis sobre la caravana que realiza Javier Sicilia en Estados Unidos: el hecho de que protesten en español y la centralidad del tema de las armas en su discurso. A como veo las cosas, la caravana no recibe una respuesta rápida, pero sí se va abriendo caminos y da a conocer directamente las demandas de los familiares de las víctimas.

 

15. El mensaje afroamericano
Esta sección transcurre en la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP por sus siglas en inglés). Ahí los jóvenes dan un mensaje al movimiento por la paz. En él decían que ojalá sus historias de dolor algún día se transformaran en otra cosa.

 

16. Ahora llevan flores blancas
Sicilia habla con Martin Luther King: “Traigo dolor y vengo a pedirte ayuda para encontrar algo que él nos enseñó: La paz para terminar la guerra contra la droga. Venidos a pedirle que camine con nosotros a Washington”.

 


También hubo marchas silenciosas en Atlanta por los derechos civiles. Las flores blancas se las llevaron a la tumba de Martin Luther King.

 

17.El alma mater de Los Zetas
En el ejército zapatista se preparan como criminales legales que después se vuelven criminales ilegales. Dónde le hicieron un llamado a la fuerza armada de México para que retirara a sus estudiantes de esa escuela ya que se iban a formar criminales, oficiales sin ética.

 

18. México sigue desgarrado
Javier Sicilia observa a México muy triste de lo que estaba haciendo el gobierno de Felipe Calderón, así como de los hechos criminales que están incurriendo con Peña Nieto.

 

19. La mariguana en Chicago
Un tema muy importante, ya que a Javier Sicilia lo invitaron a una conferencia mundial de drogas para que informara sobre el movimiento de la guerra contra la droga en México. Le sugirieron entonces que se hiciera otra caravana, pero en Estados Unidos, ya que son ellos los inmediatos responsables de la violencia en México. En la segunda caravana, la Drug Policy Alliance impulsa la legalización de la mariguana. Javier Sicilia apoya esas ideas donde la paz pasa por la legalización. Su demanda es exigir el debata para la legalización. Y algo muy importante fue que lo que ellos buscaban era métodos más seguros y responsables para las personas que la consumen.

 

20. Por la banqueta
Dos policías le advierten al grupo que el recorrido debe hacerse por las banquetas, pero encontraron que la mayoría de los negocios estaban cerrados porque era primero de septiembre y en Estados Unidos se celebra el día del trabajo, ya que en esa fecha fueron masacrados en Chicago un grupo de obreros.

 

21. Los detectives de Pajacuaran
Pajacuaran un pueblo de clima templado que fundaron los chichimecas, donde viven 10mil personas.

 

María Herrera y Magdaleno tuvieron siete hijos. Dos de ellos (Raúl y Salvador) viajaron por las costas de Guerrero el 28 de agosto del 2008 buscando pedacería de oro para venderla en Michoacán.

 

Salvador llamó a su mamá para avisarle que había llegado a Atoyac de Álvarez. Al parecer le había sucedido algo en un retén, y desde entonces no se sabe nada de los dos hermanos. Dos años después, el 21 de septiembre de 2010, otros dos de sus hijos (Gustavo y Luis Armando) se dirigen a hacer lo mismo en el pueblo de Vega de la Torre, Veracruz, y también Luis le llama a su mamá para avisarle que los habían detenido por traer placas de Michoacán. Esa fue la última vez que María Herrera supo algo de sus hijos.

 


María se unió a la caravana rumbo a Estados Unidos, acompañada de sus otros dos hijos, Carlo y Rafael.

 

22. La caravana fantástica
La marcha fue de la Universidad de Toledo. Nadie salió a apoyar. Todas las fotos y consignas pasaron por desapercibidas. Esto es común. Hay lugares donde hay apoyo y otros en los que no. Pero durante el camino fueron integrándose más y más familiares de víctimas a la caravana, como el caso de la señora Teresa: du hijo fue asesinado en México y le exige justicia a Barack Obama.

 

23. Del Cauca a Harten
De Cauca viene Víctor Mario Díaz, donde los campesinos colombianos se dedican a sembrar hoja de coca, vendiéndola a Estados Unidos por muy pocos dólares. Víctor Manuel se integró a la caravana, ya que en Colombia se vive lo mismo que México.

 

24.”Venimos a lavar nuestro dinero”
León Bloy y Giovani Papini definieron el dinero como “la sangre del pobre” y “el excremento del diablo”. El odio nuca puede terminar con el odio; sólo el amor y el servicio puede hacerlo.

 

25. Tres madres en Nueva York
Las tres madres son Lucia, Teresa y María Guadalupe. Una de ellas fue elaborando tres diarios: uno sobre lo que sentía con el paso de los años, otro sobre los lugares a los que acudía en busca de sus hijos y el tercero sobre la caravana en Estados Unidos.

 

26.”Se los dijimos, imbéciles”
Después de haber recorrido 25 ciudades y 9 mil kilómetros con destino a Washington D.C., Javier Sicilia hace una reflexión sobre el dolor que sentía y lo que los familiares estaba pasando por culpa de Felipe Calderón. Me llamó la atención la comparación que se hace con las estrellas de mar: son abundantes, pero solo quitándoles la comida se pueden combatir. La analogía es la siguiente: sólo quitándoles las ganancias económicas se puede detener a los traficantes de drogas y de armas.

 

27. Todos los caminos llevan
Álvarez Icaza, en su oficina de derechos humanos en Estados Unidos, da a conocer que le llegan miles de denuncias por diferentes medios. Antes llegaban de Honduras, ahora vienen de México.

 

28. La diplomacia del desamparado
Esta caravana fue de suma importancia, ya que Otero se comprometió a revisar las propuestas del movimiento por la paz y cambiar la política antidroga.

 


Los pedazos de encasquetados en concreto de la pistola y la AK-47 fueron entregados a personas con puestos importantes en Estados Unidos.

 

29. El arca de Javier termina
La caravana recorrió 11 mil 105 kilómetros. El recorrido acaba en un parque, donde Javier Sicilia da un mensaje sobre su arca adolorida, además de sobre el dolor y el cansancio que le causa la pérdida de su hijo.

 


Tiene razón Sicilia en decir que se retiraba del movimiento porque ya estaba muy cansado, aunque la gente no creyó que fuera cierto, pues en cada caravana hecha en México anunciaba su despedida. Sin embargo, a pesar de que ya no ande, sigue aportando apoyo a las caravanas.

 

30. El efecto del villar a un acto de amor
Emilio Álvarez Icaza, de Derechos Humanos, fue uno de los principales impulsores del movimiento por la paz, así como de la caravana por Estados Unidos. Esta caravana surge de tres procesos. El primero tiene que ver con la discusión de las causas estructurales de la vivencia en México, la industria de las armas, el trasiego de México y el armamiento de las bandas y la antidrogas.

 


Se cierra en Washington la actividad, “pero se abre un proceso de relaciones y articulaciones, de agendas locales, pero también se abre una posibilidad de un intercambio no solo bilateral, entre México y Estados Unidos.”

 


La caravana termina con abrazos entre victimas de México y Estados Unidos.

 

*Este ensayo fue elaborado como parte del Programa de Lectura y Redacción Crítica de la Sección 22 de la SNTE.

Comments

comments